Cinco secretos para unos labios hidratados

Te ayudarán a mantenerlos saludables y protegidos

Cinco secretos para unos labios hidratados
La delicadeza de la piel de los labios provoca que se resequen con facilidad.
Foto: Shutterstock

Que si es verano, que si es invierno… Parece dar lo mismo la época del año en la que nos encontremos cuando se trata de evitar que los labios se resequen. Y es que esta sensible parte del rostro se afecta directamente por el clima y evidencia sus efectos con grietas.

“Las temperaturas altas o bajas y el viento causan daños en nuestros labios”, dice la experta en cuidado de la piel Jacquie Carter, directora de nutrición externa de Herbalife.

De hecho, en esta parte del rostro, la capa de piel es delgada y posee muy poca melanina -pigmento encargado de proteger del sol-. Por eso, Carter comparte algunas claves para protegerlos todo el año.

1. Protección UVA/UVB: “Nuestros labios son muy vulnerables. Por eso, debemos recordar mantenerlos protegidos. Siempre tengo un producto de protección en mi cartera, en mi auto y en mi escritorio”, declara Carter. En cambio, si no aplicas protector solar el daño será aún más directo.

2. Hidratación: “Los labios partidos son un indicador de deshidratación. Para evitarlo tomo té verde y agua. Es lo que recomiendo hacer si sienten los labios secos, es porque su cuerpo requiere de más líquidos”, aconseja

3. No lamerse los labios: Esta piel tan especial que tienen los labios, no sólo tiene muy poca melanina, sino que además no posee glándulas que produzcan sudor ni aceite, por ende, resulta una parte perfecta para resecarse y partirse. Y ante este escenario, las ganas de mojarse los labios con la lengua son inevitables, empeorando la situación. “Esto es un círculo vicioso que tenemos que parar. Hay que intentar resistir la tentación y en vez de lengüetearnos debemos aplicar un producto para los labios, solo así tendremos labios saludables”, recomienda Carter.

4. Tomar vitaminas: Como es sabido, la falta de vitaminas no sólo afecta directamente la salud, sino que sus efectos se hacen visibles en la piel, el cabello y claro, los labios. Por esto, Carter dice que es una buena idea tomar diariamente una multivitama que incluya vitamina B, C y E para nutrir nuestros labios desde el interior.

5. Dieta sana: Debido a la falta de glándulas que hidraten los labios, sería bueno tener una alimentación rica en ácidos grasos. “Algunos ejemplos de donde puedes encontrar estos ácidos son las frutas y verduras frescas, el pescado, los granos y el aceite de oliva. Yo también tomo un suplemento de Omega 3, esto le hace mucho bien a la piel y a labios”, afirma Carter.