Inmigrantes ganan más propinas por burlarse de Trump

Una buena acogida ha tenido la muy particular idea del manager de un café en Manhattan
Inmigrantes ganan más propinas por burlarse de Trump

Una buena acogida ha tenido la muy particular idea del manager de un café en Manhattan de pedir “donaciones” para la “Fundación Muro Mexicano” en referencia a las declaraciones antiinmigrantes del candidato republicano Donald Trump.

Según lo reporta el sitio DNAInfo, la idea de Felipe Ortega que dirige el Café and Deli Mike, ubicado en el 44 Este de la calle 32, entre las avenidas Park y Madison, ha tenido una buena acogida dentro de su clientela por lo que se han incrementado las propinas para el personal del establecimiento que en su mayoría es latino.

Ortega colocó desde la semana pasada encima de su mostrador un tarro con un letrero  solicitando “donaciones” para la mencionada Fundación. “A la gente le encanta”, dijo Ortega al mencionado sitio. “Todo el mundo piensa que es gracioso, porque el tipo es una broma de todos modos”.  

Las propinas no habían estado lo suficientemente generosas en las últimas semanas por lo que Ortega decidió ser creativo y burlarse de las posiciones políticas que encuentra muy ofensivas.

TODO SOBRE DONALD TRUMP CONTRA LOS INMIGRANTES

Trump que aspira a la nominación republicana para las elecciones presidenciales de 2016 ha adelantando una campaña agresiva en contra de los inmigrantes y se ha referido en el daño  hecho a los Estados Unidos por los inmigrantes indocumentados. Dentro de su propuesta incluye el deportar a millones de inmigrantes de vuelta a sus países de origen y de obligar a México a pagar por un muro a lo largo de su frontera con los Estados Unidos.

“Trump está contra mí y mi gente”, dijo Ortega, que llegó a Estados Unidos desde México en 1991. “El quiere llamar la atención y esta es la única forma en que puede conseguirlo”.

Ortega, que se burló de la idea de Trump para ganar la contienda presidencial, destacó como un gran inconveniente la deportación masiva de los latinos en una ciudad con una gran fuerza laboral hispana y una sed insaciable de cafeína.

“Nadie sería capaz de conseguir una taza de café en ningún lugar”, dijo.