Padre de Aylan: “Oferta de asilo, ya no se sirve de nada”

Ya no tengo ni mujer ni hijos, dijo Abdullah Kurdi
Padre de Aylan: “Oferta de asilo, ya no se sirve de nada”
Foto: EFE

Abdullah Kurdi, el padre del niño ahogado cuya imagen sobre la arena sacudió al mundo, señaló hoy que las ofertas de asilo llegan demasiado tarde. “Si se me da ahora el mundo entero, ¿de qué me sirve?. Ya no tengo ni mujer ni hijos”, manifestó en una entrevista concedida al diario Le Journal du Dimanche (JDD).

Kurdi subrayó que el hecho de ser rechazados como refugiados de forma legal fue lo que provocó que emprendieran ese viaje clandestino. La familia vivía en Damasco, pero el recrudecimiento del conflicto sirio les hizo partir primero a Aleppo y posteriormente a Kobane y a Estambul, ciudad en la que contó que no les era posible vivir.

“A cualquier familia siria emigrada, a menos que haya miembros de la familia que trabajen, le es imposible sobrevivir”, señaló Kurdi, que aseguró haber solicitado antes de la tragedia refugio en Canadá, donde vive una de sus hermanas.

Su hermana, aseguró, estaba dispuesta a hacerse cargo de toda la familia, por lo que el Gobierno canadiense no hubiera tenido que afrontado ningún gasto, pero las autoridades canadienses “no aceptaron”. El gobierno canadiense niega haber recibido esa petición.

Niño-sirio muerto

Lee también: Las últimas palabras de menor sirio ahogado dan ganas de llorar

Hace un par de días, Kurdi también rechazó el ofrecimiento de ese país de inhumar a su familia en la ciudad donde vive su hermana y otra oferta de emigración legal a Turquía. El hombre dijo que desea permanecer en la misma ciudad donde está enterrada su familia, Kobane, en la frontera entre Siria y Turquía.

Teema Kurdi, hermana de Abdullah. “Él sólo llegó a Europa por el bien de sus hijos”, contó otro de sus hermanos, Suleiman. “Ahora que están muertos, quiere estar cerca de ellos en Kobane”.

Durante el entierro, Abdullah expresó su deseo de que la muerte de sus hijos “sea la última” y que sirva para sacudir las conciencias de quienes habrían podido evitarla. “Quiero que los gobiernos árabes, no los países europeos, vean a mis hijos y que por ello ayuden a la gente“, dijo.

La trágica odisea de los Kurdi 

La ciudad de Kobane estuvo en manos de los rebeldes yihadistas de Estado Islámico (ISIS) hasta febrero pasado, cuando pasó a control de las milicias kurdas. Sin embargo, el asedio de Estado Islámico continúa. De hecho, en junio pasado una bomba destruyó la casa de los Kurdi, lo que forzó la huida familiar.

Su esposa y sus dos hijos, de tres y cinco años, murieron en la noche del martes a causa del naufragio de la barca en que viajaban intentando alcanzar una isla griega. La familia, según su relato, había pagado 4000 euros a traficantes para que organizaran la travesía a Kos, en la que embarcaron en un bote con otras nueve personas desde la zona del balneario turco de Bodrum.

Las repercusiones en Europa

Austria y Alemania anunciaron que aceptan acoger a centenares de migrantes, que pudieron tomar autobuses fletados por Hungría tras varios días de bloqueo, aumentando la presión para que la UE dé respuesta a la profunda crisis migratoria.

nino-sirio

La canciller Angela Merkel aseguró que buscará mantener el equilibrio presupuestario, pese al costo que representa la acogida de refugiados. El diario Frankfurter Allgemeine Zeitung valuó este costo a 10.000 millones de euros para 2015, cuatro veces más que el año pasado.

El expresidente francés Nicolas Sarkozy se pronunció este sábado a favor de la creación de “centros de retención” en el norte de África, Serbia o Bulgaria, donde se otorgaría el estatuto de refugiado político a los migrantes antes de entrar en el espacio Schengen. En la capital francesa, unas 10 mil personas se manfiestaron en favor de la recepción de refugiados.

Lee también: Las otras 10 fotos impactantes de la crisis migratoria en Europa

El Gobierno británico está dispuesto a acoger a 15.000 refugiados sirios y espera obtener la autorización de los parlamentarios para realizar ataques aéreos contra el grupo yihadista Estado Islámico, escribe el dominical The Sunday Times. El viernes, los líderes de España y Gran Bretaña, Mariano Rajoy y David Cameron, insistieron en la necesidad de “distinguir entre refugiados e inmigrantes económicos”.

El Papa Francisco pidió que “las parroquias, comunidades religiosas, monasterios y santuarios de toda Europa” reciban a una familia de refugiados.

El primer ministro de Finlandia, el liberal Juha Sipilä, ofreció su propia vivienda para albergar a refugiados que lleguen al país nórdico solicitando asilo y criticó la “falta de solidaridad” europea.

Lee también: El Papa pidió más cooperación para frenar la crisis migratoria

?>