Programas extracurriculares, un beneficio para padres

Estas iniciativas permiten a los niños aprender más después de la escuela y a los padres trabajar tranquilos
Programas extracurriculares, un beneficio para padres
Programa extracurriculares más amplio es COMPASS NYC, que llega a servir a 85,000 jóvenes desde kinder a 12° grado.

Juana Ruiz estaba desesperada. La madre que trabaja limpiando hogares no podía cuidar de sus hijos luego que éstos salían de la escuela, pero una amiga le contó sobre los programas extracurriculares, algo que le cambió la vida. “Ahora soy feliz”, contó la dominicana de 42 años y madre de tres hijos, dos de los cuales participan en estas actividades.
Como Ruiz, muchos padres que trabajan dependen de los llamados planes “after-school” para mantener a sus hijos ocupados, y en lugares donde además de estar bajo vigilancia también aprenden. “Yo no puedo ayudarles con las tareas, porque no sé mucho inglés. Ahí les ayudan. Dejan la tarea hecha y al más chico, que le cuesta aprender, lo han ayudado bastante”, dijo la madre.
Aunque muchos de estos programas aún no comienzan, las autoridades están llamando a los padres a informarse e inscribirse desde ya. “Septiembre es un mes muy importante, porque en muchos de estos programas la inscripción funciona por orden de llegada”, dijo Lois Herrera, quien dirige la Oficina de Seguridad y Desarrollo Juvenil en el Departamento de Educación.
Además, muchos de los 1,1 millones de alumnos que este miércoles comienzan las clases en las escuelas públicas de la ciudad también pueden participar en un sistema de lotería para conseguir un cupo en estos planes. Lo cierto, según señalan las autoridades, es que casi todos los cupos se llenan.
La variedad y disponibilidad de estos programas es amplia y cambia en cada escuela y distrito. El sistema más amplio es COMPASS NYC, que incluye 800 programas, con un presupuesto de $247.3 millones y que llega a servir a 85,000 jóvenes desde kinder a 12° grado. En el caso de Ruiz, por ejemplo, sus hijos practican deportes, música y pintura.
“Todos nuestros programas están desarrollados para ser multifacéticos y multipropósito, con una vasta cantidad de actividades”, explicó Mike Dogan, comisionado asistente del Departamento de Juventud y Desarrollo Comunitario. Los niños se involucran en ayuda para las tareas escolares, tutorías, deportes y artes. Hay iniciativas de ciencia y tecnología (STEM), así como de recreación física, y todas son gratuitas. “Trabajamos con las escuelas para diseñar programas para cada necesidad”, explicó Dogan.

Todos salen ganando

Las autoridades explican que todos ganan con este tipo de iniciativas: Por una parte, los niños aprenden y se entretienen. Por otro lado, los padres pueden estar tranquilos en sus trabajos. “Ellos pueden saber que sus niños están seguros y participando en muchas actividades con significado”, enfatizó Dogan. “No hay razón para no ser parte de éstos”.
Además, los programas se van adaptando a las necesidades de cada edad. Mientras que en primaria se trata de actividades más simples, a medida que van avanzando se busca enseñar herramientas y destrezas más complejas. Esto se complementa con actividades en clubes, que ayudan a los estudiantes a generar habilidades sociales y de liderazgo.
El Departamento de Juventud y Desarrollo Comunitario espera que en este año se puedan expandir estos programas a más escuelas no públicas, donde también se realicen eventos como la competencia de baile Beacon, una de cocina y también un torneo de ajedrez, que ya se hizo el año pasado. “Esperamos hacer la mayor cantidad de convivencias y competencias”, comentó Dogan.
“Es realmente una buena idea para los estudiantes, porque les ayuda a recibir todo tipo de habilidades en un ambiente seguro, herramientas académicas y sociales que les van a ayudar a empezar a pensar en su futuro”, dijo Lois Herrera, del Departamento de Educación.
En el caso de Juana Ruiz, esta experiencia ha sido tan positiva que no ha dudado en invitar a otras personas. “Yo ya he recomendado a unas cuantas amigas y están muy conformes”, dice esta madre. “Es una muy buena ayuda que les nos han dado”.

Cómo participar

Debido a que existen tantos programas extracurriculares distintos en toda la ciudad, las autoridades recomiendan informarse en las mismas escuelas para saber cuál es la disponibilidad y cómo son los procesos de inscripción. “Nuestro consejo es ir a su escuela para averiguar si es sede de programas. Si lo es, hablar con el director de éstos para saber más detalles”, indicó Mike Dogan del DOE. Y, si es que la lista de inscritos está llena, siempre ponerse en lista de espera, porque suele moverse.

Link a los distintos programas:

Cifras

Los latinos son el grupo más numeroso en el programa Compass, uno de los sistemas de actividades extracurriculares más importantes de la ciudad.

  • De los 115,377 estudiantes que participaron el año pasado, 36.9% fueron latinos.
  • Asiáticos: 9,492.
  • Afroamericanos: 40,418.
  • Blancos no latinos: 10,470.
  • Latinos: 42,599.
  • Otros: 12,398