China abrirá su sector público

Sigue a El Diario NY en Facebook
China abrirá su sector público

El Gobierno chino presentó ayer un plan para impulsar la liberalización de las empresas estatales, que han sido un lastre en los últimos años por su limitada productividad, en plena ralentización del crecimiento económico del país.

“Crearemos las condiciones para que las empresas estatales (SOEs siglas en inglés) participen en el mercado como actores independientes en igualdad de condiciones”, afirmó Zhang Xiwu, vicepresidente de la Comisión para la Supervisión de Activos Estatales (SASAC) ante la prensa en Pekín.

Sin aceptar preguntas de los periodistas, Zheng informó sobre algunos de los cambios contemplados por el plan, que ha sido elaborado en conjunto por el Comité Central del Partido Comunista  y el Gobierno. En él se apuesta por la modernización de las SOEs a través de modelos de propiedad mixta y de la entrada de capital privado, con el objetivo de que “puedan ser independientes y responsables de sus beneficios, pérdidas y riesgos”.

La iniciativa pretende vigorizar uno de los pilares de la economía nacional, con 150.000 empresas estatales registradas en China -que suman un total unos activos de $15,6 billones en activos y cuentan con 30 millones de trabajadores.

Así, en los primeros siete meses del año los beneficios de las SOEs cayeron un 2,3% interanual. Aunque no se ha revelado una hoja de ruta con fechas sobre la puesta en marcha de las reformas, la pretensión de las autoridades es que se puedan ver resultados para 2020.

El plan se revela poco antes de la inminente visita del presidente Xi Jinping a EEUU, donde quiere despejar las dudas sobre una frenada de la economía china, y después de que empresarios extranjeros, sobre todo de EEUU y la UE, hayan pedido más accesibilidad al mercado chino.

Sin embargo, el plan no supondrá que el Partido Comunista deje de controlar las empresas. “Reforzaremos y mejoraremos el liderazgo del Partido sobre las SOEs”, subrayó hoy Zhang.

Mala evolución

La Oficina Nacional de Estadísticas publicó el domingo unos datos peores de lo esperado sobre producción industrial y la inversión en agosto, lo que reafirmó las dificultades que atraviesa la economía para lograr el objetivo de crecer un 7 % en 2015