Comediante Jon Stewart presiona al Congreso por extensión de ley para rescatistas del 9/11  

Stewart, recibido como héroe, califica como una “vergüenza” que el Congreso no extienda la ley Zadroga

Comediante Jon Stewart presiona al Congreso por extensión de ley para rescatistas del 9/11   
Jon Stewart en el Capitolio de Washington.
Foto: María Peña / ImpreMedia

WASHINGTON, D.C. – Acompañado por más de un centenar de bomberos y rescatistas de la “zona cero”, el comediante Jon Stewart presionó este miércoles al Congreso a que extienda de forma permanente una ley que les beneficia, y parte de la cual vence el mes próximo.

Más de 33,000 bomberos y rescatistas que trabajaron en la “zona cero” tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 dependen de la denominada “Ley Zadroga” para su cuidado médico. La ley fue aprobada en 2010 pero aún no tiene fecha de voto en el Congreso.

Por ello, Stewart y los bomberos viajaron este miércoles a Washington para realizar visitas a más de  un centenar de oficinas del Capitolio, para destacar la urgencia de renovar la ley.

En declaraciones a este diario, Stewart calificó como una “vergüenza” que la ley requiera semejante campaña de presión para que el Congreso actúe.

“Estoy acá porque creo en estos tipos (bomberos), soy su amigo, y estoy endeudado con ellos… ellos han fundado las bases pero tengo que reconocer que es una vergüenza” tener que presionar al Congreso, dijo Stewart, quien se declaró un residente de Manhattan impactado por la labor de los rescatistas.

“Muchos están enfermos y lo último que necesitan es tener que venir a rogar por algo que se les debe”, afirmó.

Un Congreso “vergonzoso”

Con el Capitolio de fondo, el expresentador del “Daily Show”, repitió durante una rueda de prensa la idea de que es “vergonzoso” que el Congreso no actúe con celeridad para ayudar a los rescatistas.

“Que los equipos de emergencia tengan que presionar por beneficios que merecen, meramente por sus actos de valentía en una situación de guerra, es una locura… esto es inaceptable”, afirmó Stewart, cuyas declaraciones fueron puntualizadas por aplausos.

De espalda a las cámaras y elogiando el “heroísmo” de los rescatistas, Stewart fue contundente: “Nadie tuvo que hacer ´lobby´ para que ustedes corrieran a las Torres Gemelas ese día… llegaron y aportaron estabilidad y humanidad no sólo al Bajo Manhattan sino a toda la ciudad de Nueva York y el país entero”.

Por ello, insistió en que las enfermedades de algunos rescatistas no esperarán a la acción del Congreso y, de hecho, uno de los cuatro rescatistas que él invitó al “Daily Show” ya falleció.

Jon Stewart en Washington

Ante críticas de presunto fraude en los programas médicos, la senadora demócrata de Nueva York, Kirsten Gillibrand, dijo que varios estudios han demostrado vínculos directos entre los cánceres de algunos rescatistas y las toxinas a las que fueron expuestos en la “zona cero”.

“Sabemos exactamente quiénes están enfermos, por qué están enfermos… tenemos 100% de transparencia y podemos demostrarle a nuestros colegas que este programa funciona, está salvando vidas, y debe extenderse de forma permanente”, dijo Gillibrand.

Ley Zadroga

La ley lleva el nombre de James Zadroga, un agente de policía de Nueva York que falleció en 2006 de una enfermedad respiratoria a raíz de los atentados de 2001. Fue la primera muerte atribuida a las labores de rescate y recuperación en los escombros de la “zona cero”.

La iniciativa, dotada de $1,600 millones para servicios de salud, ya ha ayudado a unos 72,000 rescatistas, pero ese componente de la ley vence a finales de octubre próximo.

El segundo componente, un fondo de compensación de apróximadamente $2,750 millones, vencerá en octubre de 2016.

El proyecto de ley cuenta ahora con 151 co-patrocinadores en la Cámara de Representantes, incluyendo 33 republicanos, mientras que la versión del Senado tiene 37 copatrocinadores, incluyendo a seis republicanos.

El activista comunitario John Feal, que calificó a Stewart como su “héroe personal”, dijo que de la voluntad del Congreso para extender la ley dependen 33,000 personas que “o están enfermas o están muriéndose” y unos 400,000 estadounidenses expuestos a toxinas”.

Entre las enfermedades más comúnes figuran trastornos mentales, cáncer, asma, bronquitis, enfisema, fibrosis pulmorar y otras enfermedades respiratorias.

Los activistas circularon una caja repleta de 100,000 firmas de una petición iniciada por “Change.org” para exigir que el Congreso “haga su labor”.

Lentitud del Congreso

El bombero cubano-americano Gregory Mendoza participó durante tres meses en las labores de rescate y seguridad en la “zona cero” y, al igual que Stewart, dijo estar asqueado de la inacción del Congreso.

El bombero Gregory Mendoza.
El bombero Gregory Mendoza.

“Nosotros no lo pensamos dos veces para hacer nuestro trabajo y, por alguna razón, los congresistas se muestran renuentes a hacer el suyo. Por eso vinimos como una sola voz, en nombre de todos los bomberos y rescatistas que ahora sufren enfermedades”, dijo a este diario Mendoza.

“Estaremos presionando hasta que el Congreso apruebe esta ley, para que tengamos el cuidado médico y todo lo que merecemos”, enfatizó.

Mendoza recuerda muchas anécdotas de la tragedia del “9/11” que piensa compartir con los congresistas y él mismo, según aseguró, aún padece de pesadillas e insomnio.