Usuarios concuerdan con que el 7 es el mejor

Sin embargo, los expertos aseguran que incluso las líneas mejores evaluadas no están funcionando suficientemente bien
Usuarios concuerdan con que el 7 es el mejor
El 7 fue designado como el mejor por segundo año consecutivo.

Víctor Quieto depende del metro para moverse de su barrio en Elmhurst, Queens, ya que trabaja en diferentes construcciones. “Siempre uso el 7 para el trabajo. Sobre todo a la hora pico funciona bien”, dijo el ecuatoriano cuando tomaba un tren en la estación Court Square. “A veces, en los fines de semana, pasa menos, por las construcciones”.

Quieto es uno de miles de inmigrantes que a diario usan esta línea para moverse entre Queens y Manhattan, y la que, por recorrer el condado más diverso del país, se le llamada el “Expreso Internacional”. Precisamente esta semana el 7 acaparó gran atención por la inauguración de una nueva estación, pero también por la publicación de un reporte el jueves de la organización Straphangers Campaign, que  catalogó este tren como el mejor del sistema, a pesar de que esta línea ha recibió muchas críticas por sus constantes problemas.

Otro de los usuarios latinos que se siente conforme con el servicio es el estudiante Denilson Corchi. “Yo siempre lo uso para ir a todos lados y normalmente está a tiempo”, dijo el joven cuando estaba a punto de subirse al metro rumbo a Queens.

El reporte de Straphangers Campaign no sorprende a Nick Sifuentes, vicedirector de la organización Riders Alliance, que vela por los derechos de los usuarios de transporte público. “No es una gran sorpresa, ya que el tren 7 ha sido el foco de mejoras en sus señales y ahora debería permitir que corran más trenes y con más capacidad”, dijo.

El sistema de los trentes 7 y L fue actualizado recientemente con las nuevas señales CBT, que permiten saber exactamente dónde está cada tren y así disminuir la distancia entre trenes de forma segura. “Esto, sin embargo, no ha detenido que el tren se eche a perder y tampoco ha habido una mejora en las antiguas estaciones”, dijo Sifuentes.

De hecho, el mismo jueves cuando se presentó el reporte de Straphangers Campaign, la línea 7 estuvo detenida por más de dos horas, debido a problemas en un riel.

En paralelo, otro reporte esta semana calificó a la línea 7 como la peor, pero enfocándose en otros elementos. Mientras el documento de Straphangers evaluó los trenes en función de la limpieza de sus carros, disponibilidad de asientos, cantidad de trenes en horario, regularidad del servicio y calidad de anuncios, la investigación de Citizens Budget Commision observó la seguridad y funcionalidad de las estaciones.

“Esto no es contradictorio. Si vives utilizando el 7, lo que tendrás son trenes fiables, pero estaciones en malas condiciones”, explicó Sifuentes. “Si es otro como el C, ambos aspectos son de mala calidad”. De acuerdo a los expertos y a los reportes, el que una línea esté funcionando mejor no quiere decir que esté al nivel que le corresponde.

“Creo que algo que destaca en estas investigaciones es que incluso las mejores líneas no se están desempeñando tan bien como lo necesitan los neoyorquinos. Ni siquiera la 7 lo logra”, recalcó Sifuentes. “Finalmente, lo que necesitamos y lo que nos preocupa es el plan de capitales de la MTA. Así es como se pueden solucionar estos problemas y sin éste no habrá arreglos suficientes”.