Residentes antiguos ganan batalla a ‘hipsters’ de Brooklyn

El mural, hecho por la artista London Kaye, fue removido por no tener autorización de las autoridades. Los residentes del Bushwick tienen distintas opiniones.

Un mural controversial -hecho de hilo- fue removido de un muro de Brooklyn el pasado miércoles.

CBS reportó que el mural tenía figuras de 15 pies, hechas de hilo, agarradas de las manos, al lado de un edificio en las avenidas Wyckoff y Willoughby de Bushwick. 

La artista callejera London Kaye, autora del mural, reconoció que hizo la obra sin autorización del dueño del edificio, en consecuencia, ella entiende que deba removerse. También se refirió a Giron diciendo: “El sobrino del dueño del edificio no lo quiere ahí, por eso lo voy a quitar”, añadió.

Algunos residentes vieron el mural como si los nuevos residentes del área -conocidos como hipsters- tuvieran más derechos que cualquier otra persona.

El artista Will Giron, también residente de Bushwick, fue quien se quejó primero de la obra de arte en su página de Facebook diciendo lo siguiente: “La ‘gentrificación’ ha llegado al punto de que cada vez que veo un grupo de jóvenes ‘millennials’ blanco, mi corazón comienza a palpitar rápido, y empiezo  sentir ansiedad”.

Según reportó The Gothamist, Giron también llamó a Kaye un “trasplante hipster“, y comparó su obra de arte con “colonizadores que claman por las tierras indígenas como propias, mientras desplazan a quienes ya se encontraban allí”.

Kaye, quien se mudó hace siete años del sur de California a Nueva York para estudiar en NYU, le pidió perdón a Giron por lo sucedido.

Giron añadió que el incidente va más allá de la obra de arte porque simboliza “una narrativa de gentrificación más profunda, y arte culturalmente responsable”.

Otro residente llamado Josh dijo que “es muy bueno que tenga creatividad, pero ella debe hacer cosas que beneficien más. Sin permiso, este arte es considerado grafiti, y por eso debe ser removido”.

Grace, otra residente del área dijo CBS que no le veía ningún problema al mural. “Creo que Bushwick es un barrio artístico de por sí, y tenemos muchas personas creativas por aquí. Sí, siempre es triste ver cómo quitan cosas así”, dijo.

La artista, Kaye, dijo que le duele el tiempo que invirtió en el proyecto, pero que no le ve ningún problema a que remuevan el mural. Además añadió que espera comenzar otro proyecto en algún otro lugar, esta vez con autorización.

En Instagram, la artista mostró su obra de arte: