Defienden en NYC los fondos para Planned Parenthood

Oficiales electos y activistas de la ciudad se oponen a los planes de los republicanos bloquear los fondos para esa organización
Defienden en NYC los fondos para Planned Parenthood
La defensora del pueblo Letitia James, durante la conferencia en las escalinatas de la Alcaldía para defender a Planned Parenthood.
Foto: Twitter

Activistas y oficiales electos de la ciudad de Nueva York se unieron este lunes para manifestar en contra de la propuesta de disminuir los fondos federales para Planned Parenthood, la organización que provee servicios de salud sexual y que ha sido blanco de críticas a nivel nacional por practicar abortos.

“Estos ataques en contra de Planned Parenthood es sólo politiquería en su peor forma. Estos centros de salud son un recurso irreemplazable para nuestras comunidades que debe ser protegido. Planned Parenthood provee servicios de salud de alta calidad a todo quien lo necesita; sin importar su género, raza, etnicidad, salario, o estado migratorio. Por ende, debería ser una organización apoyada, no atacada”, dijo la defensora del pueblo Letitia James. 

Además de James, a la manifestación asistieron el congresista Charles Rangel, el contralor municipal Scott Stringer, la presidenta del condado de Queens Melinda Katz, la presidenta de Manhattan Gale Brewer y el asambleísta estatal Keith Wright, entre otros. También se encontraba la presidenta del National Political Women’s Caucus, sede Nueva York, Sharon Nelson.  

LEE: TODO SOBRE LA CONTROVERSIA DE PLANNED PARENTHOOD

El pasado jueves los senadores demócratas en Washington bloquearon un proyecto de ley de los republicanos que intentaba cancelar los fondos a la organización por un año. Tras perder esta batalla, los republicanos ahora intentan pasar un nuevo proyecto que financiaría varias organizaciones gubernamentales a excepción de Planned Parenthood. Este nuevo proyecto de ley está previsto a ser votado este martes.  

La organización Planned Parenthood actualmente recibe $500 millones anuales de parte del gobierno.

Una encuesta publicada por Quinnipiac University concluyó que el 69% de los estadounidenses se opone a que se llegue a la clausura el gobierno federal debido a la disputa de fondos a Planned Parenthood.

La controversia se desató el pasado 14 de julio cuando se divulgaron videos que supuestamente mostraban la venta de tejidos fetales por parte miembros de esta organización. Planned Parenthood ha negado todas las acusaciones, y este lunes, una investigación en Missouri no encontró ninguna evidencia de que la clínica de Planned Parenthood en St. Louis haya utilizado tejido fetal, según reportó el fiscal general Chris Koster. Los videos fueron realizados por el grupo conservador “Center for Medical Progress”.

“Cegados por ideologías extremas, los miembros del Tea Party republicanos están amenazando la salud y el bienestar de millones de americanos. Mujeres de todas las edades, quienes dependen de Planned Parenthood para servicios vitales como exámenes de cáncer de seno, citas médicas rutinarias, prevención y educación, no tendrán a donde ir. Tenemos que hacer oír nuestras voces para no dejar que esto pase”, dijo el asambleísta Wright.