Estufa desconectada sería causa de explosión en Brooklyn

La víctima mortal podría ser una mujer dominicana

La investigación sobre las causas de la explosión del sábado en un edificio en la zona de Borough Park en Brooklyn se concentra en una estufa que se llevó consigo -cuando se mudó- un inquilino del segundo piso del inmueble y que dejó aparentemente el flujo de gas saliendo libremente de la cañería.

Según declaró el comisionado de Bomberos Daniel Nigro “hasta ahora sabemos que el inquilino compró una estufa de alta gama y que cuando se mudó se la llevó. Por supuesto que esto conlleva a la desconexión de la línea de gas, que nos lleva de manera preliminar a mirar en esa dirección como la causa de la explosión”.

El hecho ocurrió alrededor de la 1:00 pm en el segundo piso del edificio ubicado en el 4206 de la avenida 13 y como consecuencia del mismo murió una mujer y otras tres personas están siendo atendidas en el hospital Metodista, una de ellas en condición crítica.

Nigro dijo que la víctima no podía ser identificada por la policía porque las cuadrillas de bomberos aún continuaban trabajando para asegurarse que la entrada al inmueble estuviera segura. Tampoco se han retirado escombros.

49 personas fueron desplazadas de sus viviendas según el registro de la Cruz Roja. 26 fueron acomodados en hoteles.

De las tres personas que resultaron heridas, se conoció que se trata de un hombre de 27 años y otro de 34 con su hijo de 9, que estaban caminando frente a la edificación en el momento en que ocurrió la explosión.

La policía dijo que el hombre de 34 sufrió la fractura de un pierna y el tobillo y que el menor también resultó herido en las piernas.

El concejal Brad Lander informó que el inquilino que vivía donde se originó el hecho se había mudado hacía una semana atrás. La mujer que murió tenía alrededor de 60 años, de ascendencia dominicana, y vivía con una hija que estaba fuera de la ciudad.

El Comisionado de Bomberos indicó que no se recibió ninguna llamada reportando olor a gas. En lo que va corrido de este año se han repondido 18,000 llamadas más que el año pasado. En este caso en particular no se dio ningún aviso.

El alcalde Bill de Blasio afirmó: “Luego del hecho ocurrido en la explosión de East Harlem en marzo del año pasado, hemos enfatizado en comunicarle a la gente de Nueva York que si huele gas que llame al 911 inmediatamente. Sabemos que en muchos casos la gente -en el pasado- no lo ha hecho”.

De Blasio reiteró que  “cuando lo del edificio de East Harlem, los vecinos olieron el gas, pero nadie hizo una llamada. Si se hubiera hecho una llamada a tiempo, nosotros hubiéramos podido salvar vidas”.