EEUU liberará 6,000 prisioneros de un hachazo

Departamento de Justicia dejará libres a quienes recibieron sentencias severas por drogas en las últimas tres décadas para así aliviar la superpoblación carcelaria
EEUU liberará 6,000 prisioneros de un hachazo
La Comisión Federal de Sentencias votó unánimemente por la reducción en las reclusiones. (Archivo)

NUEVA YORK – El Departamento de Justicia tiene programada la liberación de 6,000 reclusos federales –el máximo número en una sola vez – en un esfuerzo por aliviar la superpoblación carcelaria y para poner en libertad a aquellos que recibieron severas sentencias por drogas en las últimas tres décadas, según se informó el martes.

La liberación de prisioneros federales se realizará entre el 30 de octubre y el 2 de noviembre. La mayoría irá a cárceles de medio tiempo y prisión domiciliaria antes de ser colocados en libertad supervisada.

La liberación temprana de prisioneros constituye un seguimiento a las acciones emprendidas por la Comisión Federal de Sentencias –una agencia independiente que fija las políticas de sentencias para crímenes federales- la cual redujo el año pasado el castigo potencial para ofensores de drogas haciendo que el cambio tenga carácter retroactivo.

Sin embargo, la acción es separada de un esfuerzo del presidente Barack Obama para otorgar clemencia a ciertos ofensores no violentos por drogas, la iniciativa que resultó en la liberación temprana de 89 reclusos.

El panel calculó que su cambio en las guías de sentencias podría resultar finalmente en 46,000 reclusos federales por drogas –de los 100,000 existentes – que podrían calificar para una liberación anticipada. La cifra de 6,000 –que no se ha dado previamente- es el primer tramo de ese proceso.

La Comisión de Sentencias considera que unos 8,550 reclusos adicionales podrían ser elegibles para ser liberados entre este 1ro. de noviembre y el 1ro. de noviembre de 2016.

Las liberaciones forman parte de un giro de la nación en lo que se refiere a justicia criminal y sentencias sobre drogas. El Departamento de Justicia ha instruido a sus fiscales para que no acusen a los ofensores de drogas de bajo nivel, no violentos, que no tienen conexiones a pandillas u organizaciones de gran escala, con cargos que podrían conllevar obligatoriamente severas sentencias.

Cómo se llegó a esto

  • La Comisión Federal de Sentencias votó unánimemente por la reducción el año pasado luego de dos audiencias públicas.
  • El panel recibió también más de 80,000 cartas con comentarios del público, que abrumadoramente favorecía el cambio.
  • El Congreso no hizo nada por desaprobar este cambio en las guías de sentencia, de modo que se hizo efectivo el 1ro. de noviembre de 2014.
  • Entonces, la comisión dio un año al Departamento de Justicia para preparar la gran liberación de reclusos.