El español impone su presencia

Casi 40 millones de personas hablan español en sus hogares en Estados Unidos. Quienes se oponen y le rechazan, desconocen la rica historia y tradición que la lengua de Cervantes ha aportado a la construcción de la nación.
El español impone su presencia
En la State University of New York en New Paltz la mayor parte de los estudiantes matriculados en el Departamento de Lenguas, cursa Español.

“No niños en la canasta!”. Contrariada por los errores en este simple cartel de un supermercado, Judy Hochberg escribió lo siguiente: Falta el signo de admiración de apertura; No se puede decir “no niños”, sino “ningún niño” y “canasta” es muy dudoso ya que se refiere al carrito para hacer compras.

Luego, colocó un mensaje en la red social Reddit y los hispanohablantes le indicaron que para dejar clara la advertencia de seguridad, es mejor escribir “¡No sentar niños en el carrito!”.

Hochberg es lingüista y enseña español en Fordham University. En su blog SpanishLinguist.us recoge impresiones, plantea dudas y recibe retroalimentación de quienes, como ella, están interesados en la lengua de Cervantes.

“En mi vida cotidiana no necesito estrictamente el español aunque lo uso cuando y dondequiera sea posible. Pero en Nueva York en general el español sí se necesita para platicar con mucha gente. Muchos inmigrantes recientes y/o mayores no hablan inglés. Además, a los hispanos bilingües normalmente les gusta que un estadounidense les hable en su propio idioma. A veces la reacción es al contrario -algunos lo interpretan como algo despectivo (“¿Tengo la cara de alguien que no hable inglés?”)- pero en general encuentro una reacción positiva. Lo toman por una muestra de cortesía y respeto por su cultura”, dijo.

Judy Hochberg, lingüsta, es catedrática de español en Fordham University.
Judy Hochberg, lingüsta, es catedrática de español en Fordham University.

En Fordham, Hochberg da clases a muchos hispanos que no hablan español, y que desean que sus padres hubieran insistido en hablarlo en casa. “También tuve una conversación bastante triste hace unos meses con un padre que nunca aprendió inglés y poco a poco va perdiendo la capacidad de comunicarse con su hijo, a quien no le interesa hablar español”, lamentó.

Seguir la corriente

La mayoría de los 18 discursos que dio el Papa Francisco en su primera visita a Estados Unidos fueron en español, eso denota el orgullo de Su Santidad por su origen y el respeto para su feligresía, mayormente latinoamericana.

Muchos desconocemos la historia de nuestra lengua y su importancia en la construcción social y política de los Estados Unidos; de hecho, el español precede a la nación y al inglés. Para llenar ese vacío, el escritor de origen argentino y miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua (ANLE) Luis Alberto Ambroggio, recopiló sucesos que se remontan a la colonización española, documentando la compleja relación de coexistencia-competencia de ambas lenguas y da una perspectiva del presente y el futuro en su obra “Estados Unidos Hispano” (ver recuadro).

¿Está cobrando fuerza el español en Estados Unidos? Definitivamente sí, responde Ambroggio. Eso se evidencia porque nos aferramos a nuestro idioma: “Hoy en día nueve de cada diez de los que son padres o lo van a ser quieren que sus hijos sepan hablar español, aparte del inglés. El 73.9% de los hispanos (mayores de 5 años) habla primariamente español en casa”, dijo al presentar su obra en el Instituto Cervantes de Nueva York.

En esta entidad, fundada en 1991 por el Gobierno Español, es el referente académico para aprender el idioma, estudia un aproximado de 3,000 personas cada año, tanto en los cursos regulares como especializados. Ha visto un crecimiento anual del 7% en número de matrículas de 2011 a 2012.

José Ignacio Callén, Profesor Responsable de Diplomas en Español del Instituto, explicó a El Diario que gran parte de los alumnos son norteamericanos anglosajones que tienen algún contacto e interés por Hispanoamérica, ya sea por cultura, turismo o viajes de negocios; también provienen de Brasil y Australia.

Otro gran grupo es de los profesionales que trabajan en Midtown, cuyas empresas les exigen conocer el idioma para establecer relaciones de negocios.

Callén destacó estudios del Observatorio del Español en la Universidad de Harvard que dan cuenta del avance del español -y por ende del bilingüismo- en el seno de las familias hispanohablantes.

El más estudiado y ¿odiado?

The Modern Language Association of America (MLA), reportó que con 790,756 estudiantes inscritos en 2013, el español sigue a la cabeza en los idiomas más estudiados en colegios y universidades de Estados Unidos. Le siguen el francés (197,757) y lenguaje de señas (109,577). La cifra del español supera el número total de alumnos matriculados en cursos de otras lenguas.

Por eso, las críticas de los republicanos Donald Trump y Sarah Palin entre otros, que exigen la oficialización del inglés -aunque no está planteado en la Constitución- “es sumamente triste, es xenofóbico y vergonzante”, expresó Ambroggio. No solo el fundador de la unión americana, Thomas Jefferson, sino la voz literaria emblemática, Walt Whitman, insistieron en la importancia del español como vínculo indispensable con las Américas.

La población de origen hispano es de 54.1 millones; en 2011, unos 40 millones de cinco años o más hablan español en sus casas. Eso implica que al menos el 12% de la población estadounidense es hispanohablante. Se proyecta que en 2030 los hispanos serán el grupo étnico más numeroso del país.

Deyanira Rojas-Sosa, quien es venezolana y enseña español a hablantes nativos o de herencia (heritage speakers) en State University of New York en New Paltz, cuenta que los textos y el programa de enseñanza fomentan el desarrollo de la capacidad de leer, pensar y discutir en español.

Pero muchos de sus estudiantes -jóvenes menores de 20 años y nuevos inmigrantes- sienten pena por no poder hablar bien en español; además enfrentan grandes dificultades al escribir. “Nos enfocamos en enseñarles el valor de una lengua que ellos no han aprendido a valorar, porque nunca los animaron o recibieron apoyo para hacerlo en sus escuelas. Si lo hablan en casa, aunque sea limitado, los animamos a que no se avergüencen”, apuntó.

Estados Unidos Hispano

Las primeras bodas europeas realizadas en territorio ahora estadounidense fueron en español, así como las primeras Navidades en la historia del país en 1539. También la primera obra de teatro fue representada en 1598 por los peregrinos que celebraron el primer Día de Acción de Gracias y la segunda, en 1599, escrita por Marcos Farfán de los Godos, titulada “Moros y Cristianos”. Esos son algunos descubrimientos del académico argentino-americano Luis Alberto Ambroggio plasmados en su libro “Estados Unidos Hispano” lanzado en septiembre pasado. Está disponible en la tienda online Amazon.

LuisAlbertoAmbroggio

Crecimiento

Los latinos en Estados Unidos gastarán  más de $650 millones en libros este año. Las asociaciones de autores y editores insisten en promover literatura de y para los latinos.

Alrededor de la web