Armas ilegales responsables de 80% de crímenes en NYC

Líderes de la Gran Manzana piden que se se aprueben leyes federales más fuerte

Armas ilegales responsables de 80% de crímenes en NYC
Letitia James habla junto a Carolyn Maloney sobre la urgente necesidad de control de armas. Mariela Lombard/ El Diario
Foto: Mariela Lombard / El Diario

En la casa en el Upper East Side que habitaron grandes reformistas en la historia del país como Franklin Delano Roosevelt y su esposa Eleanor, el martes se reunieron varios funcionarios electos y miembros de organizaciones para pedir que se aprueben leyes federales más fuerte para combatir la compra y posesión de armas de fuego.

El evento estuvo encabezado por la congresista de Nueva York Carolyn Maloney, quien ha criticado con fuerza en Washington la inacción de los republicanos sobre este tema, “mientras los tiroteos masivos y el tráfico de armas ilegales se vuelve rutinarios” como comentó el presidente Barack Obama hace dos semanas tras la masacre en Oregon.

“En menos de un año en nuestro país ha habido 47 tiroteos en escuelas, sólo tres en los últimos días”, dijo Maloney. Como gobierno deberíamos proteger a los ciudadanos pero este Congreso no está haciendo el trabajo”.

Entre tanto, Susan Herman, subcomisionada del NYPD de la unidad de policía colaborativa (Collaborative Policing) confirmó que un 80% de los crímenes cometidos en Nueva York son con armas ilegales o traídas de otros estados.

La defensora del pueblo Letitia James señaló que “muchas armas ilegales vienen de Carolina de Sur, Georgia, Florida, Alabama, Ohio y Pensilvania”, tras recalcar que ha tratado de impulsar una legislación para quitar las enormes cantidades de dineros de los fondos de pensiones de empresas relacionadas con vendedores como WaltMart y otras empresas fabricantes de armas.

“Cada parte de la comunidad hace lo mejor que puede. Los padres deben dejar de comprar para sus hijos armas que parecen reales y los jóvenes deben dejar de comprar sostenedores de celulares que parecen armas. Podemos influenciar a la gente joven y a la corporaciones”, recalcó Herman.

Una de las cinco leyes patrocinada por Maloney, la “Ley para la prevención del tráfico de armas”, aumentaría las penas para el delito y darían más herramientas a las fiscalías para perseguir a los traficantes de armas.