Rapero se graba con el rostro sangriento minutos después de haber sido baleado

Teriq Royal comparte con sus fans en Facebook uno de los momentos más penosos como si se tratara de un hecho heroico

El rapero Teriq Royal compartió con sus fans en redes uno de los momentos más penosos de su vida como si se tratara del más heroico de los acontecimientos.

El artista, con residencia en Compton, California, se grabó justo después de que una lluvia de balas lo impactara en su cabeza el pasado 7 de octubre.

El joven, supuestamente, pasaba por una estación de gasolina cuando se reportó la balacera. Se desconoce quiénes estaban disparando.

Afortunadamente, se trataron de fragmentos que no se incrustaron en su cerebro.

En la grabación que Teriq Royal colocó en Facebook, se le ve con el rostro ensangrentado y se le escucha decir: “Fui baleado”. “Ahora soy verdaderamente un rapero, acabo de ser baleado”.

De repente, un amigo aparece en escena, también con el rostro lleno de sangre. El rapero lo presenta como su “soldado”.
En una descripción en la publicación de FB, el cantante agrega: “Sí, mis hombres y yo fuimos baleados hace par de días con balas de AK47 que volaron por mi cabeza y fui impactado con sus fragmentos, tres en la sien de por vida. Pararon en mi cráneo antes de que entraran a mi cerebro. Dios es grande…”.

Curiosamente, medios locales no han reseñado información policial sobre las circunstancias del ataque.

¿Será que todo se trata de una broma?