¿Por qué ayuno por DAPA?

¿Por qué ayuno por DAPA?
Inmigrantes piden la aprobación de DAPA y DACA en la corte de Apelación del 5to Circuito de Nueva Orleans. /MARIELA LOMBARD
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Vine a los Estados Unidos hace más de 12 años desde Ecuador. Tuve que dejar mi país por temor de represalias por lo que había escrito como periodista acerca de los criminales. Vivir aquí, por primera vez en Washington, y ahora en Nueva York, no ha sido fácil. En ese tiempo, he estado indocumentado, he experimentado y fui testigo de los empleadores que roban los salarios de los trabajadores inmigrantes, y he visto las injusticias continuas que enfrentan los inmigrantes en este país.

Debido a mi propia experiencia, decidí unirme a la lucha por los derechos de los inmigrantes y de los trabajadores. En los últimos años, me he unido a mis compañeros inmigrantes para exigir justicia a nivel local, estatal y federal sobre temas que incluyen el robo de salario, aumentar el salario mínimo, y la reforma migratoria.

Esta semana, he viajado a Nueva Orleans para unirme a los inmigrantes de todo el país para denunciar otra grave injusticia contra nuestra comunidad: una corte federal está dilatando en pronunciarse sobre el programa de alivio migratorio (DAPA) que anunció el presidente Obama el año pasado. En respuesta, varios inmigrantes como yo, de todo el país, estamos ayunando para exigir que la corte federal del 5o Circuito emita rápidamente su decisión en el caso para que millones de inmigrantes puedan obtener el alivio que nuestra comunidad necesita. Estamos en el octavo día de nuestro ayuno.

El año pasado, el presidente Obama anunció el programa DAPA y otras formas de alivio migratorio, lo que beneficiaría a millones de inmigrantes tras permitirles salir de las sombras, obtener autorización de trabajo, solicitar licencias de conducir, y vivir sin el temor de ser separados de sus familias.

Desde entonces, varios políticos republicanos anti-inmigrantes presentaron una demanda para prevenir que DAPA entrara en vigor, e intencionalmente presentaron el caso en una de las cortes más conservadoras en el país. Ahora, la Corte del 5o Circuito parece estar en un juego político cínico y demorando mucho la emisión de su decisión de modo que, si falla en contra de DAPA, el Departamento de Justicia posiblemente no tendrá tiempo para apelar a la Corte Suprema antes de las elecciones del 2016.

En otras palabras, parece que unos jueces de la derecha están apoyando el esfuerzo de los políticos de extrema derecha para prevenir que el alivio migratorio entre en vigor. El resultado es simple y desastroso: si no emiten su decisión pronto, millones de familias inmigrantes permanecerán en riesgo de ser separadas, en lugar de vivir con la tranquilidad que necesitan.

Esto es personal para mí y mi comunidad. Para mi familia y amigos, DAPA haría una enorme diferencia. No vamos a mantenernos callados, con los brazos cruzados, y permitir que una corte deje a nuestras familias en el limbo. Esta semana, estamos demostrando que estamos dispuestos a poner nuestros propios cuerpos en riesgo para asegurar que se haga justicia.

La Corte debe pronunciarse de inmediato para que el alivio migratorio proporcionado por DAPA pueda avanzar. Vamos a seguir luchando por DAPA hasta que sea una realidad, y luego vamos a seguir la lucha por una reforma migratoria que ofrezca un camino hacia la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes indocumentados. No vamos a dejar de luchar hasta que ganemos.