Sospechoso de matar a policía “no debió estar en las calles”

El supuesto asesino de Randolph Holder Jr. había sido enviado a un programa de drogas que lo libró de haber estado dos años en la cárcel por su récord criminal

El criminal que presuntamente asesinó al oficial del NYPD Randolph Holder Jr., se encontraba en las calles porque un juez lo mandó a rehabilitación el año pasado.

Tras haber sido hallado portando drogas, el juez de la Corte Suprema de Manhattan Edward McLaughlin, envió a Tyrone Peanut Howard a un programa de rehabilitación. McLaughlin dijo que al momento de tomar la decisión no sabía que Howard había sido arrestado por un tiroteo en el 2009.

LEE: TODO SOBRE EL CASO DE RANDOLPH HOLDER JR.

Otra juez, Patricia Nuñez, firmó el acuerdo de tratamiento luego de que Howard termináse de ser examinado.

“A uno no le dan una bola de cristal cuando es nombrado juez. Para ese entonces, Howard tenía 30 años,  cuatro crímenes con relación a las drogas, pero nada relacionado con la violencia”, dijo McLaughlin a el Daily News.

La juez añadió que recibió comunicados de la trabajadora social de Howard diciendo que el criminal tenía un historial de abuso de la droga Fenciclidina (PCP).

El abogado de Howard, Robert Levy, dijo que se trataba de un caso obvio de adicción. “Ambos padres eran adictos. Él había tenido problemas con las drogas toda su vida adulta. Howard tiene ese historial de delicuencia juvenil que siempre aparece, pero que no debería, por haber robado cuando era joven; algo que también tiene que ver con drogas”, dijo Levy.

McLaughlin continuó defendiendo la decisión que tomó en el pasado, y de las críticas del Comisionado de la Policía Bill Bratton de que el caso de Howard era un ejemplo perfecto de criminales que no deberían esconderse detrás de un programa de drogas.

“No estoy de acuerdo con el comisionado. Esto es lo que pasa. Las decisiones se toman asumiendo que se basan en una deliberación profunda, pero no se garantiza que uno pueda evitar una tragedia”, añadió el Juez.

Dada la decisión de McLaughlin, la sentencia de cárcel por dos años que había recibido Howard fue deferida, y hubiera sido reducida a seis meses de libertad condicional si terminaba el tratamiento ordenado por la corte. Así fue.

Sin embargo, y según lo reporta el Daily News, Howard no asistió a una de las audiencias el 17 de septiembre y por tal razón se ordenó que lo arrestaran.

El día después de la muerte de Holder, De Blasio dijo que “obviamente (Howard) no debía haber estado en la calle. Hay personas que sencillamente no deberían estarlo”.

Howard estaba siendo buscado, además, por un tiroteo que ocurrió el 1 de septiembre en la calle 105 este, dijo la policía.

Randolph Holder será velado el martes, 27 de octubre entre las 9 a.m. y las 6 p.m. en la Community Church of the Nazarene, ubicada en 1414 Central Avenue, Far Rockaway, NY, 11691. El funeral se llevará a cabo el miércoles 28 de octubre a las 3 p.m. en el mismo lugar.