“Radiografía” muestra barrios poco saludables

El Departamento de Salud revela los males que más afectan a los habitantes del condado de Manhattan

“Radiografía” muestra barrios poco saludables
De acuerdo a los datos de DOHMH, East Harlem es el décimo barrio en que más se fuma en toda la ciudad.
Foto: Getty Images

Nueva York – María Magdalena Amurrio comenzó con su jardín comunitario para luchar contra los serios problemas de salud en su barrio. “Veo muchos niños y muchas personas con asma. Y, además, todos fuman. Me gustaría que tomen conciencia y podamos hacer algo”, comentó esta boliviana residente en East Harlem y que dirige el jardín ubicado en Lexington, entre las calles 100 y 101.

El Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad (DOHMH) le está dando doblemente la razón a Amurrio. Primero, en su diagnóstico de los problemas de salud del barrio y, segundo, en la posibilidad de que sea la misma comunidad la que haga algo por mejorar.

Luego que hace unas semanas se publicaran los primeros “perfiles de salud comunitaria”, y que estuvieron enfocados en Brooklyn, ahora le tocó el turno a Manhattan, condado del cual se revelaron detalles inéditos sobre la salud de sus habitantes y que confirman lo que ve Amurrio en East Harlem, pero que es una realidad que se repite en otros vecindarios.

De acuerdo a los datos de DOHMH, East Harlem es el décimo barrio en que más se fuma en toda la ciudad (19% de las personas lo hacen) y en hospitalizaciones por asma ocupa el sexto lugar en niños y el quinto lugar en adultos.

“East Harlem es una de las tres comunidades con los datos de salud más críticos de la ciudad”, indicó Oxiris Barbot, vicecomisionada de Salud. “Tenemos ahí, por ejemplo, 33% de obesidad, lo que contribuye a enfermedades cerebrales, del corazón y diabetes”.

Más datos que destacan en East Harlem, comunidad donde el 50% de los 123,579 habitantes son hispanos, son el alto porcentaje de embarazos adolescentes, que superan por el doble al promedio de todo Manhattan.

grafico

Más allá de la salud

Una novedad de estos “perfiles de salud comunitaria” es que describen otros problemas que, si bien no tratan de enfermedades, sí afectan directamente la salud y la calidad de vida de las personas. Por ejemplo, en East Harlem el 76% de las viviendas tiene algún desperfecto de mantenimiento y la cantidad de lesiones o heridas por violencia es la cuarta más alta de la ciudad. Además, hay datos sobre el acceso a supermercados, vida comunitaria o hábitos de alimentación.

“Una persona puede ser la más interesada en comer bien o hacer ejercicios, pero si es difícil conseguir frutas y verduras frescas, o salir, no nos debemos sorprender que esta persona no alcance los mismo niveles de salud que otras, con más recursos”, comentó la vicecomisionada Barbot.

Las autoridades explicaron que, con estos datos por barrio y una serie de reuniones comunitarias para buscar la opinión de los residentes, se podrán crear métodos para mejorar la situación de salud de cada vecindario.

Tras darse a conocer los “perfiles de salud comunitaria” de Brooklyn y Manhattan, el DOHMH indicó que en los próximos días se podrá acceder a la información de Staten Island y, dentro de los próximos meses, a la de Queens y El Bronx.

Take Care New York 2020

La comisionada de Salud, Mary Bassett presenta "Take Care New York 2020" para mejorar la vida de los residentes.La comisionada de Salud, Mary Bassett presenta "Take Care New York 2020" para mejorar la vida de los residentes.
La comisionada de Salud, Mary Bassett presenta “Take Care New York 2020” para mejorar la vida de los residentes.La comisionada de Salud, Mary Bassett presenta “Take Care New York 2020” para mejorar la vida de los residentes.

La comisionada de Salud Mary Bassett y la vicecomisionada Oxiris Barbot, anunciaron este jueves una iniciativa que utilizará los nuevos datos de los “perfiles de salud comunitaria” para darle la oportunidad a la comunidad de opinar en cómo mejorar su situación.

Take Care New York 2020 detalla un completo plan para mejorar la vida de los neoyorquinos, abordando las desigualdades, las brechas de salud que ocurren en muchos de los indicadores, que vemos en nuestros datos”, explicó Bassett.

Comenzando con una reunión este jueves en Bedford, Brooklyn, una treintena de vecindarios tendrán encuentros comunitarios donde los asistentes podrán dar, en un voto, sus opiniones sobre las prioridades sanitarias. “Lanzaremos un proceso centrado en la comunidad para observar todos los indicadores y priorizar los que se enfoquen en cada barrio”, dijo la comisionada. “Vamos a necesitar que cada neoyorquino y a cada vecindario trabajen juntos para mejorar la salud”.