Tips para que el cambio de horario no te pese

Este domingo 1 de noviembre, gran parte del país retrasará el reloj una hora
Tips para que el cambio de horario no te pese
Foto: Shutterstock

Cada otoño, cuando los días se empiezan a hacer más cortos, gran parte de Estados Unidos retrasa el reloj una hora. Este año, el cambio de hora se realizará el 1 de noviembre. Y aunque este cambio resulta en ahorros energéticos a lo largo del país, el nuevo horario suele interferir con la rutina de muchas personas.

Si bien no podemos controlar el cambio de hora, sí hay maneras de mitigar sus efectos. Y la buena noticia es que puedes adaptarte rápidamente al nuevo horario y hasta ahorrar en los gastos de tu casa, con estos sencillos consejos:

1. Acuéstate a la misma hora de siempre para realmente poder dormir una hora más. Muchas veces saber que puedes dormir una hora más te tentará a aplazar tu sueño o desvelarte. Pero el efecto del cambio de hora será menor si te duermes a la misma hora de siempre ya que tu reloj interno está predispuesto a levantarse a la misma hora todos los días.

2. Asegúrate de exponerte más al sol. Otra forma de minimizar el efecto del nuevo horario es dándole señales a tu cuerpo de que por las mañanas es el momento de estar activo. Esto lo puedes hacer aprovechando la luz del sol lo más posible ya que estará oscureciendo más temprano. Por ejemplo, puedes salir a caminar por la mañana o tomar el café al aire libre o cerca de una ventana donde entre mucha luz del sol. También puedes aprovechar la luz del sol por las tardes, por ejemplo durante tu hora de almuerzo.

3. Mantente despierto por las tardes con una buena fuente de luz. Te ajustarás más rápido al nuevo horario si mantienes tu casa bien iluminada durante las tardes cuando oscurece más temprano. Así no engañarás a tu cuerpo con que la hora de dormir es a las 6 de la tarde. Recuerda invertir en focos ahorradores de energía para mitigar el gasto de luz en tu casa y disfrutar de las horas que te quedan en el día sin sentir sueño.

Tip final: habla con tu agente de seguros para averiguar si puedes ahorrar en tu seguro de casa al instalar focos que ahorran energía.