Discriminación racial le cuesta a la MTA $1.2 millones

La MTA finalizó una demanda de discriminación racial en su contra que tuvo una duración de ocho años.

La MTA  pagó 1.2 millones a un grupo de empleados hispanos y negros para resolver una demanda de discriminación racial.

Los 10 demandantes, un grupo de ex oficiales, detectives y sargentos, argumentaron que los ofendían constantemente, les evadían sus ascensos y no les daban trabajos extra.

Además, la demanda especificaba que más del 96% de los capitanes de la Agencia y otros supervisores son blancos.

Funcionarios de la MTA duraron ocho años en resolver este caso en la Corte Federal. Según el Daily News, los demandantes pedían $8 millones por daños.

El acuerdo monetario fue finalizado el 24 de agosto y es el más grande que se ha hecho en contra de la MTA en por lo menos cinco años. Así lo informó el Daily News.

“El Departamento de Policía de la MTA está lleno de intimidación racial, ridículo e insulto. Los supervisores menosprecian las habilidades de los negros e hispanos y los hacen sentir que siempre están al borde de ser disciplinados”, dice la demanda.

Según la demanda, además, cuando los funcionarios protestaron sobre el trato injusto, sus jefes tomaron represalias negándoles ascensos y entrenamientos. Los funcionarios que demandaron además fueron maltratados, recibieron trabajos degradantes y les negaron acceso a trabajos extra.

“Resolver este caso pagando sin admitir ningún error era el interés de la MTA y el público que nos financia”, dijo el vocero de la Agencia, Adam Lisberg.

Los demandantes fueron obligados a firmar un acuerdo de no divulgación como parte del arreglo.

Todos quienes demandaron, excepto por uno, ya se encuentran retirados, y estaban preocupados de que la MTA alargara el caso en la corte por años. Así lo informó una persona que conocía el caso: “Esta es la realidad: El dinero siempre gana. Ellos querían culminar el caso. Ha sido una herida abierta para ellos”.