Residentes de South Bronx a constructores: ¿Cuál ‘Piano District’?

Una valla publicitaria de una empresa inmobiliaria promocionando un nuevo proyecto en Third Avenue Bridge desata la furia en South Bronx

La gentrificación de barrios causa revuelo una vez más en Nueva York. Esta vez se trata del Sur de El Bronx.

Una valla publicitaria de una empresa inmobiliaria promocionando un nuevo proyecto en el puente de Third Avenue Bridge generó controversia por llamar al South Bronx como  “The Piano District”. 

La artista de El Bronx, Karen Pedrosa, comenzó una campaña en las redes sociales usando el hashtag #WhatPianoDistrict, para cuestionar la forma en la que las grandes empresas intentan aburguesar barrios de la Ciudad.

Somerset Partners y The Chetrit Group son las empresas urbanizadoras que instalaron la valla que dice lo siguiente: “El Sur de El Bronx- El Distrito del Piano. Viviendas de lujo frente al agua. restaurantes finos, moda, arte y arquitectura. Viene pronto”. Además de instalar esta promoción, las empresas también organizaron una fiesta en la zona, llena de canecas de basura quemadas, y automóviles con marcas de balas; cosa que ofendió a muchos habitantes del condado.

Pedrosa le dijo a DNAinfo que lo que más le molestó de lo que dice la valla es lo de los restaurantes finos, cuando ya hay en el condado muchos restaurantes buenos.

“El hecho de que quieran cambiarle la imagen a un barrio ya establecido es lo que más me da rabia, y por eso dije ‘¿Cuál Distrito del Piano?’ Para mí, no ningún distrito del piano aquí”, dijo.

Muchos usuarios han compartido lo que piensan sobre esta campaña a través de las redes sociales aquí unos ejemplos:

 

El fundador del blog Welcome2TheBronx, Ed García Conde, ha sido muy crítico de la fiesta y de la valla. “(Esta campaña por redes) es una forma de crear consciencia sobre lo que está pasando. En segunda instancia, es para mantener el movimiento de personas con la misma opinión de no querer ser echados de su propio barrio por los altos precios”, dijo García Conde.

Las dos empresas se unieron para comprar dos locales del Sur de El Bronx por $58 millones de dólares en 101 Lincoln Ave. y 2401 Third Ave., en donde llevaron a cabo la controversial fiesta. Su plan es convertir el área en una comunidad residencial con tiendas.

“Cuando personas de este calibre vienen con dinero, así, de verdad, no les importa el barrio“, dijo Conde. 

Michael Brady de DNAinfo describió el intento de cambiar la imagen de un barrio como “arrogante”, pero se enfocó en el hecho de que urbanizadores y la comunidad deben trabajar juntos en el futuro.

Pedrosa y Conde ahora intentan organizar una fiesta con artistas locales y activistas del condado para contradecir la fiesta que organizaron los urbanizadores.

“La gente del Sur de El Bronx es muy resistente y hacen respetar sus derechos“, añadió Pedrosa.