Surge preocupación de negocios ‘zombie’ por tiroteo en Penn Station

Invitan a la corporación McDonald's a reunión de la Junta Comunitaria
Surge preocupación de negocios ‘zombie’ por tiroteo en Penn Station
Spencer Platt/Getty Images

El Departamento de Policía cree que el tiroteo del lunes cerca a la estación Penn Station que dejó un hombre muerto y dos heridos fue causado por tráfico de drogas. Robert Boyce, Jefe de Detectives del NYPD, confirmó que en el McDonald’s donde empezó el tiroteo se han hecho este año 52 arrestos por drogas dentro y fuera del negocio. “El posible motivo son narcóticos”, dijo Boyce a los medios.

La discusión empezó dentro del negocio en la Octava Avenida y la calle 35 y luego se extendió a la calle y en la estación del metro A/C/E. Angel Quinones (43) murió en la estación, mientras que William Lamboy (45) y Eddie Torres (48) resultaron heridos y se encuentran en el hospital de Bellevue.

La policía identificó a uno de los sospechosos como Vincent Arcona, de 27 años.

Joe Sarcone, un testigo, dijo al diario Daily News que reconoció la cara del hombre armado que vende drogas ahí y también en otro McDonald’s ‘zombie’ en Union Square.

El nombre ‘zombie’ surge por los intercambios de drogas alucinógenas o psiquiátricas que ocurren allí en las mesas  o dentro del baño y la mala condición física de algunas de las personas que los frecuentan.

Quiñones, Lamboy y Torres eran drogadictos que recibían tratamiento en la organización West Midtown Medical Group, cruzando la calle del negocio de comida.

Edmund Pieters, directivo de la clínica dijo al New York Times que Quiñones y Lamboy estaban empleados en la actualidad. “Cuando empezaron lucían mal, pero recientemente habían subido de peso, bebían café y asistían a las reuniones de terapia del grupo.”

Aunque el tiroteo ocurrió dentro de la estación, al parecer no hay todavía imágenes de vigilancia. La Policía sigue en la búsqueda del pistolero.

El concejal Corey Johnson, que representa el sector, y otros funcionarios electos como el senador estatal Adriano Espaillat enviaron una carta a la franquicia de McDonald’s en la que alertan de las repetidas amenazas a la seguridad pública que ocurren en el restaurante donde también se consumen drogas y licor. A continuación los invitaba a la próxima reunión de la Junta Comunitaria a la que asistirían miembros del  NYPD y otros grupos de influencia en Midtown, Manhattan.