Estudian regular precios de medicinas en Nueva York

Exigen a las farmacéuticas transparencia en los costos

Estudian regular precios de medicinas en Nueva York
Foto: Shutterstock

Nueva York se unió a otros estados que tratan de combatir el alto precio de las medicinas y en mayo pasado fue introducida la propuesta de ley denominada “Transparencia de Costos Farmacéuticos”, que requiere que cada fabricante de un medicamento recetado que se venda en el estado, someta -anualmente- un informe sobre los costos de las drogas utilizadas para su elaboración.

La intención de la legislación es “hacer que los precios farmacéuticos sean tan transparentes como la fijación de precios en otros sectores de la industria del cuidado de la salud”, explicó el senador Rubén Díaz, representante de El Bronx y patrocinador de la medida.

“Si el medicamento demanda un precio de venta exorbitante, el público, las aseguradoras y el gobierno tanto federal como local tendrán acceso a la información de lo que supuestamente justificó el excesivo costo”, indica el preámbulo del proyecto de ley.

La medida se encuentra en el Comité de Salud del Senado y de ser aprobada se haría efectiva inmediatamente.

La ley requeriría que los fabricantes compartan información tal como costo total de la producción de una medicina, la investigación, desarrollo, ensayos clínicos, compra de patentes, comercialización y gastos de publicidad.

Así mismo, el historial acumulativo del promedio de los precios de venta al por mayor y ventas integrales, así como los aumentos en el costo de adquisición de la droga, además del total del beneficio atribuible a la droga y cantidad de la ayuda financiera que el fabricante haya proporcionado a través de los programas de asistencia de prescripción a los pacientes.

Las farmacéuticas tendrán que presentar un informe ante el Departamento de Salud del estado el primero de mayo de cada año.

El informe tendría que ser auditado por un tercer ente independiente antes de ser presentado ante el Departamento de Salud.

Similares propuestas de ley han sido introducidas en los estados de Massachusetts, Carolina del Norte, Oregon y Pennsylvania.