Trump y Carson encabezan encuestas… y la élite republicana se preocupa

Expertos consideran prematuro vaticinar un triunfo de Trump
Sigue a El Diario NY en Facebook
Trump y Carson encabezan encuestas… y la élite republicana se preocupa
Carson y Trump se mantienen al frente en las encuestas republicanas.
Foto: Archivo / EFE

Washington.- Envalentonados por las encuestas, los precandidatos presidenciales republicanos Donald Trump y Ben Carson, no piensan desaparecer del mapa electoral, y eso empieza a preocupar a miembros de la élite del partido, que quiere recuperar a toda costa la Casa Blanca en 2016.

Pese al malestar que ambos precandidatos han causado en algunos bloques electorales, nada ha ocurrido hasta el momento para destronar a Trump de la cúspide en las encuestas, o derribar a Carson, su más próximo rival, a dos meses y medio del pistoletazo del proceso de primarias que comienza en Iowa.

En declaraciones a este diario, Geoffrey Skelley, analista del Centro de Políticas de la Universidad de Virginia, dijo hoy que aún hay tiempo para que cambie la dinámica de las primarias republicanas y cualquier anuncio, ataque o contraataque puede afectar la contienda, por lo que sería inútil pensar que “ya todo está cocinado”.

En contiendas presidenciales anteriores, candidatos en ambos partidos que encabezaban las encuestas terminaron perdiendo, y viceversa, y lo mismo podría ocurrir con Trump y Carson, señaló Skelley.

Siguen en pie

El cuarto debate presidencial republicano, en Milwaukee (Wisconsin), dejó en claro las diferencias de los precandidatos en torno a asuntos como la reforma tributaria o soluciones prácticas a la inmigración ilegal, pero no afectó la popularidad de Trump y Carson en buena parte de la base republicana.

De hecho, en su conjunto, Trump y Carson gozan de un nivel de aceptación de cerca del 50% entre los votantes de las primarias republicanas (un 24,8% para Trump, y 24,4% para Carson), según un promedio de encuestas de “Real Clear Politics”.

Screen Shot 2015-11-13 at 3.49.09 PM

Es que, según observadores, Trump y Carson han logrado aprovechar no sólo la atención mediática por sus posturas contra el “establecimiento”, sino también el gran descontento popular con el liderazgo republicano.

A eso añaden que, del resto de los precandidatos, que sí pertenecen a la maquinaria del partido o tienen vasta experiencia política, ninguno ha podido repuntar en las encuestas o convencer a la base de que son una alternativa.

Trump sigue al ataque

Trump lanzó hoy numerosos ataques en Twitter contra su rival republicana en la contienda, Carly Fiorina, cuestionando su viabilidad política y acusándola de atacarlo para insuflar vida a su “fallida contienda”.

//platform.twitter.com/widgets.js

También se ha lanzado al ataque contra Carson –ayer lo llamó un mentiroso “patólogico” al que no se le deben creer sus “estupideces”- precisamente porque el neurocirujano jubilado lidera en las encuestas en Iowa.

//platform.twitter.com/widgets.js

“Los ataques de Trump son punzantes e imprudentes, pero eso refleja su estilo y personalidad; no ha titubeado en atacar a gente como (el exgobernador de Florida) Jeb Bush en esta contienda, y con Carson no será distinto”, explicó Skelley.

Aunque en otras contiendas también ha habido insultos, la biografía de Carson como afroamericano que surgió de la nada es parte vital de su candidatura “y hace que la naturaleza de los ataques de Trump sea particularmente personal y parezca menos típica”, indicó.

Creciente ansiedad

Por ello, entre miembros de la élite del partido, hay una creciente ansiedad de que, al final, Trump o Carson perderían las elecciones presidenciales si, por ejemplo, Hillary Clinton se alza con la nominación del Partido Demócrata.

El exgobernador de Nueva Jersey, Thomas H. Kean, considerado un pilar del Partido Republicano, dijo al diario “The Washington Post” que recibe llamadas a diario de encumbrados republicanos desesperados y confundidos por la contienda actual.

“Me aseguran que Trump y Carson eventualmente se esfumarán…¿Quién sabe si esto va a acabar?, dijo Kean.

El deseo de los miembros de la élite es que Trump y Carson desaparezcan a tiempo de las asambleas populares en Iowa o las primarias en New Hampshire.

El grupo conservador “Club for Growth” han invertido una millonaria suma en anuncios contra Trump, y más recientemente contra Carson, por considerarlos unos “farsantes”.

El autor y comentarista, Robert Schlesinger, no descartó en su columna de hoy en “U.S. News & World Report” que en 2016 suceda algo “sin precedente” y el partido escoja a un “loco” como candidato, pero insistió en que en la Historia, los republicanos “jamás” han seleccionado a un neófito sin experiencia política o militar.

“Cada elección es distinta, y puede que éste será el año en el que el sistema se descarrila. Aunque hace tiempo desistí de predecir el mecanismo o momento exacto que devuelva a Trump y Carson a la tierra, no tengo dudas de que sucederá”, vaticinó Schlesinger.

Consultado por este diario sobre la volatilidad actual de la contienda republicana, el Comité Nacional Republicano (RNC, en inglés) no quiso comentar al respecto.

ELECCIONES 2016