Baja inscripción en programa de renta congelada para ancianos

Mas de la mitad del total que califica no participa en el programa
Baja inscripción en programa de renta congelada para ancianos
Belkis Aristy es una de las beneficiarias del programa de renta congelada para ancianos.

Belkis Aristy no sabría cómo pagar su renta si no fuera porque a través del programa de la ciudad, Renta Congelada para Ancianos, paga la misma cantidad desde hace mas de 15 años. Sin embargo no todas las personas conocen de su existencia.

El programa de Renta Congelada para Ancianos (conocido como SCRIE) permite a los inquilinos de 62 años en adelante, bloquear su renta a la tasa actual si viven en un apartamento de alquiler regulado, no tienen un ingreso anual superior a los $50.000 y pagan mas de un tercio de sus ingresos en alquiler.

Aristy que reside en el alto Manhattan paga por su apartamento $399 de alquiler. Por el que, si tuviera que pagarlo a precio del mercado, tendría que desembolsar $4.500.

“Me ayuda muchisimo el programa porque con lo poquito que recibo de retiro tengo que cubrir todos mis gastos”, asintió la dominicana que vive en el mismo apartamento desde hace 40 años.

Datos del Departamento de Finanzas de la ciudad, ente encargado de administrar el programa, estima que alrededor 52.000 personas están inscritas en el programa, sin embargo por lo menos, unos 121.000 hogares podrían beneficiarse del mismo.  

Pese a los esfuerzos de la mencionada agencia, entre los que se incluyen sesiones informativas -94 en lo que va corrido del año- así como también la creación de materiales promocionales en siete idiomas y el rediseño de una guía, existen varias razones por las que la gente no se inscribe.

“En algunos casos hemos encontrado que hay barreras culturales para llegar a esta población, que están conectados a las percepciones acerca de la ayuda del gobierno y de los tipos de documentos que necesitarán para que les sea proporcionada”, dijo una portavoz del Departamento de Finanzas.

Citó además que es un “reto llegar a las personas que no pueden asistir a eventos de la comunidad o no pertenecen a los programas de la tercera edad”.

La falta de vivienda asequible es una prioridad para el alcalde Bill de Blasio y los residentes de edad presentan un desafío debido a que todos los años el número de personas que llegan a la tercera edad crece pero sus ingresos son fijos.

El Departamento de Planificación Urbana, proyectó que la población de la tercera edad en la ciudad de Nueva York se incrementará en un 40% -a más de 1.400.000 personas- de aqui a 2040. Actualmente el número de personas mayores en la ciudad está cerca de 1.000.000.

Si bien el alcalde firmó una ley en 2014, aumentando el límite de ingresos para acceder al programa SCRIE, de $29.000 a $50.000, el número de solicitudes, de acuerdo a un reporte del Departamento de Finanzas, se ha mantenido relativamente estable.

Pio Tejada del Centro Cultural y Comunitario Hermanas Mirabal, dijo que uno de los problemas por el que no han crecido las inscripciones es porque mucha gente desconoce el aumento en el limite de ingresos. “Tenemos clientes que solicitaron la ayuda hace dos años pero como ganaban mas de lo que en ese momento era el máximo entonces piensan que sigue igual”, explicó.

Cifras por condado de viviendas, que aunque califican no están inscritas en el programa:

El Bronx 12.166

Brooklyn 20.488

Manhattan 18.423

Queens 18.053

Staten Island 428

Donde ir

Personalmente:

Centro SCRIE/DRIE

lunes a viernes

8:30 am – 4:40 pm

66 John Street Tercer Piso

Manhattan

Por teléfono

Llame al 311 y pida por el programa SCRIE

En linea

www.nyc.gov/rentfreeze  

?>