¿Podrá la MTA disminuir los atrasos en el subway?

La MTA está utilizando controladores en las plataformas para agilizar la entrada y salida de pasajeros de los trenes

¿Podrá la MTA disminuir los atrasos en el subway?
Se están utilizando controladores en las plataformas para disminuir la cantidad de tiempo que le toma a los trenes entrar y salir de estaciones.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Los atrasos en el metro durante los fines de semana han aumentado casi en un 40% y durante las semanas en un 28%, de acuerdo a un reporte mensual de la MTA.

Al menos 50,000 interrupciones tuvo el servicio del subway durante los días de semana en septiembre, un aumento considerable en comparación a las 38,317 interrupciones que se registraron el mismo mes del año pasado. Alrededor de 13,750 atrasos se dieron durante los fines de semana en el mismo mes, un aumento en comparación con los 9,900 del 2014.

Terese Sanabria (51), le dijo a amNewYork que siempre tiene problemas para llegar a tiempo al trabajo por atrasos en el tren que usa.

“El tren C siempre está tarde. No hay mucho que se pueda hacer, sobre todo cuando salgo de mi casa a tiempo. Siempre creo que voy a llegar temprano pero luego me toca esperar por mucho tiempo”, dijo Sanabria.

Los trenes llenos como “sardinas enlatadas” son uno de los reflejos de los problemas en el servicio. Demasiados pasajeros en los trenes han ocasionado los atrasos de más de 20,000 trenes en un mes. A esto se unen los problemas de señal, trabajos de construcción, pasajeros que no cumplen las reglas, o personas que se enferman y también causaron demoras.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), dijo el pasado lunes que está utilizando controladores en las plataformas para disminuir la cantidad de tiempo que le toma a los trenes entrar y salir de estaciones. Los trabajadores le piden a los pasajeros que abordan los trenes que se pongan a un lado para que quienes están dentro puedan salir más rápido.

En un video, funcionarios de la MTA dijeron que con este nuevo sistema se logrará agilizar el proceso de entrar y salir de, por ejemplo, el tren número 6 que permanece lleno en la línea de Lexington avenue. 

“La gente siempre está viendo sus celulares. Cuando las puertas del tren se abre se quedan ahí parados sin darse cuenta de que deben comenzar a caminar”, dijo Constance Seale, una controladora de plataformas. 

Los controladores también podrían ayudar a clientes que se encuentren enfermos a sacarlos del tren y trasladarlos de manera rápida hacia la plataforma. Pasajeros enfermos son una fuente significante de demoras en el sistema; así lo demuestran los 3,000 atrasos por esta razón durante el mes de septiembre.

“El efecto posterior a un incidente aislado podría significar impactos en el servicio, particularmente en líneas que se mantienen ocupadas”, así lo informó el vice presidente de la MTA Joe Leader.

El funcionamiento del tren número 6 ha sido mejorado por las iniciativas de la MTA para reducir los atrasos, así lo indicaron oficiales en una reunión de tránsito el pasado lunes. Sin embargo, como lo alertó el superintendente general Lorraine Lassiter en el video que se publicó, “un pequeño atraso, incluso por 30 segundos, puede atrasar entre 8 a 10 trenes que vienen atrás”.

Otras estadísticas de la agencia muestran que el tren F y R han mejorado significativamente en su servicio durante el fin de semana, aumentando la efectividad de su funcionamiento en un 10% y 9.7%, respectivamente.

La MTA además añadió que se están acelerando los trabajos de mantenimiento para arreglar problemas que estaban afectando a la línea F, y que el nuevo carril instalado para la línea R podría estar mejorando el servicio.