Los grandes de Detroit mudan sus modelos pequeños a México

En EEUU prácticamente todas las automotrices fabrican SUVs o camiones

Guía de Regalos

Los grandes de Detroit mudan sus modelos pequeños a México
El sector manufacturero está reduciendo su fortaleza./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Ford y Fiat Chrysler se dieron por vencidos en tratar de construir vehículos del mercado de masas de forma rentable en este país, y están desplazando la mayoría de la producción de vehículos pequeños a México, para que sus fábricas en Estados Unidos se puedan dedicarse a los vehículos que le dejan mayor margen de ganancia.

General Motors será el único de los 3 de Detroit en fabricar autos compactos o medianos en EEUU, según los nuevos acuerdos del sindicato de trabajadores del automóvil (UAW).

UAW está aceptando un canje en la escala salarial de dos niveles que era vital para el caso de los sedanes fabricados en Estados Unidos y porque espera un aumento neto de puestos de trabajo. Con estos acuerdos, en pocos años será mucho más fácil encontrar un sedán japonés o coreano de producción nacional.

Se espera que las marcas extranjeras puedan mantener sus planes de fabricar en Estados Unidos produciendo vehículos de gran volumen, como el Toyota Camry y el Honda Accord.

Ford y Fiat Chrysler ven a Estados Unidos como un lugar para construir camiones ligeros, pero no subcompactos económicos. Ford planea detener la producción estadounidense de cuatro modelos, el Fusion, Focus, Taurus y C-Max.

El Focus y C-Max se están moviendo fuera de la planta de montaje de Michigan de Ford en 2018, para dar paso a dos vehículos a las futuras camionetas Ranger y Bronco. El Fusion está construido ya en México, mientras que el Taurus que está creciendo en China, puede interrumpirse en América del Norte.

La fábrica de Ford en Flat Rock, Michigan, será la única de sus ocho plantas de montaje estadounidenses que seguirán haciendo vehículos que no sean SUV o camionetas.

Fiat Chrysler piensa mover el Dodge Dart y Chrysler 200 a México después de 2016 y dejará de fabricar el Dodge Viper en 2017, lo que dejaría sin vehículos (solo SUV o camionetas) al país.

Otra mudanza será la del Buick Verano, que se espera que GM lo traslade a México o China. GM no ha anunciado en donde ensamblará sus autos, ya que la mayoría de sus sedanes son hechos en el país, incluyendo el Chevy Sonic que se produce en una planta en Michigan, que reabrió específicamente porque la UAW acordó reducir costos allí con los salarios de dos niveles.

La razón de deshacer la mayor parte de la diversificación de los productos que los fabricantes de automóviles de Detroit habían trabajado hacia a finales del 2000, fue evitar los problemas que se produjeron cuando las ventas de SUVs cayeron después que los precios de la gasolina se dispararon a principios de siglo.

La popularidad de los SUVs gracias a los precios bajos de la gasolina han mejorado y las necesidades de los consumidores han cambiado.

Según un analista de Detroit, “los SUVs son en realidad un segmento cada vez mayor no sólo en los Estados Unidos, sino en Europa y partes de Asia y China. Y ahí es donde está el negocio. Lo demás, déjenselo a México y China”.