Latinos claman por DAPA desde NYC

Padres, funcionarios electos y líderes comunitarios aplaudieron que el gobierno federal presentara una apelación en la Corte Suprema

Guía de Regalos

Latinos claman por DAPA desde NYC
El concejal Carlos Menchaca encabezó la conferencia de prensa. (Gerardo Romo/EDLP)
Foto: Gerardo Romo / El Diario

NUEVA YORK — Aferrado a su bebé en un abrazo prolongado, el ecuatoriano Manuel Lazo (43) clamó a la Corte Suprema que decida a favor de millones de inmigrantes que dependen de la Acción Diferida para la responsabilidad de los Padres de Ciudadanos Estadounidenses y Residentes Permanentes Legales (DAPA), promulgada por el presidente Barack Obama el 20 de noviembre del año pasado.

“El futuro de mis tres niños está en las manos de la Corte Suprema y pido, con la mano en el corazón, que no permitan que más familias sean separadas”, dijo Lazo en una conferencia de prensa en las escalinatas de la alcaldía. “No condenen a nuestros muchachos a vivir en el desamparo”.

Un centenar de miembros de organizaciones proinmigrantes, algunos tomados de las manos de sus hijos, acompañaron al concejal Carlos Menchaca (D-Brooklyn) y a líderes de la comunidad  en un llamado a la Corte Suprema para que resuelva lo antes posible la apelación presentada este viernes por la Casa Blanca.

El recurso legal, introducido un año después de que Obama anunciara sus acciones ejecutivas, pide al alto tribunal un “examen inmediato” del deseo del gobierno de proteger hasta 5 millones de inmigrantes, que en su mayoría son padres de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes en situación regular.

“Encaramos un momento crítico, no sólo en las comunidades inmigrantes, sino en todo el país”, dijo Steven Choi, director de la Coalición de Inmigración de Nueva York (NYIC). “Nuestra nación necesita regresar a sus principios de bienvenida (…) La Corte Suprema debe cambiar la cultura de la exclusión y proteger a millones de familias americanas”.

Lazo, un miembro de Se Hace Camino Nueva York (MRNY), contó que, en 2007, fue víctima de robo de salario y abuso laboral, pero sin un estatus legal migratorio o un permiso de trabajo, se sintió intimidado ante las amenaza de deportación de su empleador.

“No pueden seguir condenándonos a vivir en la sombra. Por favor, escuchen nuestra voz”, expresó Lazo, quien quedó deshabilitado luego de sufrir un accidente de trabajo en 2013.

El gobierno federal presentó tres argumentos principales a la Corte Suprema: los estados no tienen autoridad para impugnar la norma ante la justicia federal; la administración de Obama se ajustó a las normas de procedimiento y tiene amplia discreción en materia inmigratoria.

“Hace un año, el presidente Obama cumplió su promesa de proteger a nuestras familias, pero la oposición sin sentido de 26 estados no sólo ha bloqueado sus política en inmigración, también la esperanza y lo sueños de millones de padres”, dijo Menchaca. “Hoy es un gran momento para no desistir en esta lucha. Celebramos que el gobierno federal presentara la apelación en el máximo tribunal”.

Otras organizaciones que clamaron una pronta resolución fueron Faith in New York, el sindicato 32BJ, LatinoJustice PRLDEF, Cabrini Immigrant Services y Arab American Association of New York.