Los 10 mejores tips para comprar en Viernes Negro

Sigue nuestros consejos para conseguir las mejores ofertas el Viernes Negro y durante toda la temporada de compras de las fiestas de fin de año
Los 10 mejores tips para comprar en Viernes Negro
Foto: Shutterstock

Algunos dicen que salir de compras el Viernes Negro, el día siguiente después del Día de Acción de Gracias, es el deporte de contacto favorito en Estados Unidos después del fútbol americano. Así que si tu plan es salir a buscar ofertas, necesitarás algo más que codos afilados.

A menudo (aunque no siempre) los artículos electrónicos, especialmente los televisores, las tabletas y las computadoras, tienen el precio más bajo del año, lo cual significa que es fácil dejarse atrapar por el frenesí y terminar gastando más de lo que pensabas.

He aquí un plan de juego para el Viernes Negro: una lista de consejos para las compras de las fiestas que te garantiza que volverás a casa no solo con las mejores ofertas, sino en paz con tu conciencia.

1. Prepárate. Solamente los novatos se lanzan a comprar el Viernes Negro sin haber hecho su tarea en casa. Esto significa estudiar los anuncios publicitarios, impresos y en línea, el fin de semana anterior al Día de Dar Gracias. Todavía es pronto, pero las oportunidades del Viernes Negro ya empiezan a filtrarse. (Ya hemos ponderado las ofertas electrónicas de Dell).

Encontrarás toneladas de los anuncios filtrados en sitios web dedicados al Viernes Negro tales como bfads.net, blackfriday.info, DealNews.com, gottadeal.com y theblackfriday.com. Algunos incluso te permiten afinar tus búsquedas por categorías de productos.

Si localizas una gran oferta en un comercio minorista, compárala con algunos de los sitios de comparación de precios que se mencionan a continuación, para asegurarte de que no conseguirás nada mejor en ninguna otra parte.

2. No te concentres solamente en el viernes. El Viernes Negro se ha ido transformando y ya no es más un solo día sino todo un mes de ahorros en tus compras. De hecho, muchos comercios minoristas publican ofertas especiales en los días anteriores al Viernes Negro, así que conviene empezar temprano.

Además, cuando llegue la hora de las multitudes, esto te ayudará a evaluar qué tan buenas son esas ofertas del Viernes Negro. Lo mismo vale para el Cyber Monday o Lunes Cibernético, que ahora se extiende hasta una semana de ofertas especiales en línea.

3. Compara precios. Sitios web como PriceGrabber.com, PriceWatch.com, ShopAdvisor.com, ShopSavvy y Shopping.com te pueden guiar para encontrar una buena oferta en cualquier otra parte, así que vale la pena echarles un vistazo. La aplicación BuyVia no solo te permite buscar artículos específicos en comercios minoristas locales, sino que a veces también te provee de cupones.

Incluso Pinterest tiene alertas de precios que hacen un seguimiento de los artículos que hayas marcado en ciertos sitios web y te enviarán un correo electrónico cuando bajen los precios.

4. Sé leal. Las grandes tiendas a veces tienen programas de lealtad que informan de sus ofertas y promociones a sus miembros antes que a nadie, y luego les permiten ganar recompensas sobre lo que compran. Inscríbete para recibir alertas de compras para el Viernes Negro sobre los próximos descuentos, cupones y promociones. En algunos casos, hasta puedes enterarte de si los productos que buscas están en existencia o son elegibles para una opción de comprar en línea o recoger en la tienda que te ahorra los cargos de envío.

5. Aprovecha bien los medios sociales. Las páginas de Facebook y las entradas de Twitter de tus comercios minoristas favoritos son una excelente forma de averiguar sobre ofertas y promociones. Esos comercios minoristas suelen recompensar con alertas especiales sobre los incentivos y los descuentos del Viernes Negro a los compradores que los siguen o les ponen “me gusta”. Y, por supuesto, los mensajes de texto, los tweets y los posts son una forma fácil de compartir con tus amigos el trabajo de inteligencia previa al Viernes Negro.

6. Carga tu teléfono con aplicaciones. Antes de dirigirte a la tienda, asegúrate de que tu teléfono inteligente tenga la batería bien cargada y que además tenga algunas de las aplicaciones de comparación de precios ya mencionadas. Además de proporcionar información sobre los precios, a menudo sirven para encargar pedidos o seguir artículos a través de una lista de búsqueda personal. Muchas incluyen un lector de códigos de barras para ayudarte a comparar precios y un lector de códigos QR para permitirte acceder a los códigos de los cupones y de las ofertas especiales.

Muchos de estos sitios web para el Viernes Negro también tienen sus propias aplicaciones de compras. Y además, los comercios minoristas como Amazon tienen aplicaciones que te permiten usar la cámara de un teléfono inteligente para leer los códigos y precios de los productos y buscar precios en línea. En algunos comercios minoristas tradicionales, puedes usar esa información para tratar de obtener mejores precios.

7. Elabora un presupuesto y no te excedas. Las ofertas del Viernes Negro, y en especial las ofertas irresistibles que están disponibles en pequeñas cantidades, fueron diseñadas para que entres a la tienda y los comerciantes minoristas te puedan vender algo más.

Decide por anticipado cuánto quieres gastar en tu salida de compras del Viernes Negro, y haz lo posible por resistirte a las compras impulsivas, especialmente si no sabes con certeza hasta qué punto es conveniente una oferta en particular. Si descubres que estás siendo muy liberal con las tarjetas de pago, haz la prueba este año, compra en efectivo y observa si así ejerces un mejor control.

8. Revisa por anticipado todas las políticas de las tiendas comerciales. Siempre conviene conocer las políticas comerciales de igualación de precios y de devolución. Como señalamos en nuestras 5 predicciones para el Viernes Negro, esperamos que este año sean más los comercios minoristas que igualen precios en ofertas específicas, tanto en línea como en la tienda.

Target amplió hace poco sus políticas, y tanto Best Buy como Walmart igualarán precios en grados variables. Otras tiendas, sin embargo, podrían suspender sus garantías de igualación de precios durante el fin de semana del Viernes Negro, así que lee la letra menuda. Cuando revises las políticas comerciales de igualación de precios y de cambio para las ofertas del Viernes Negro, asegúrate de que la tienda no te cobrará una multa de reposición en existencias por cualquier artículo que devuelvas.

9. Evita los accesorios caros. Acabas de dar con un asombroso televisor de 65 pulgadas al precio más bajo de todos los tiempos, así que no derroches tus ahorros en accesorios caros o extensiones de garantías. Es aquí donde los minoristas obtienen sus beneficios. Por eso la venta agresiva. Si sabes que necesitarás un cable HDMI, cómpralo por anticipado en un comercio minorista en línea como monoprice.com o bluejeanscable.com. De este modo no te presionarán para que pagues de más en la tienda.

10. Ten en cuenta que las ofertas de menor precio no siempre son las mejores. Las ofertas especiales tientan a la gente con espejismos de economía, pero puede que no ofrezcan el mejor producto ni el más adecuado para tus necesidades. Esto es especialmente cierto en cuanto a los artículos de gran presupuesto, como los televisores. Ese tipo de productos, en particular los modelos de imitación creados especialmente para los eventos del Viernes Negro, pueden tener especificaciones inferiores o menos funciones que los productos estándar del mismo fabricante.

Si bien esto puede no ser un problema para un aparato secundario o terciario, querrás probablemente un mejor desempeño y más funciones en tu televisor principal. Mejor aún, encontrarás que un minorista tiene más margen de oferta con un modelo avanzado que con un aparato básico, así que durante tus compras del Viernes Negro no temas pedir un mejor precio por el televisor que realmente deseas tener.

Esperamos que estos consejos hagan que tu excursión de compras el Viernes Negro sea un poquito menos estresante, quizás hasta más placentera. ¡Vamos por ellas!

– James K. Willcox