Crisis en la frontera Costa Rica-Nicaragua

Crisis en la frontera Costa Rica-Nicaragua
Un grupo de balseros cubanos en su intento por llegar a EEUU.
Foto: Archivo / EFE

Ya no quedan dudas de lo que quiere el gobierno comunista cubano lograr con la crisis humanitaria creada en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua.
Cuba siempre ha usado al pueblo como municiones de guerra cada vez que quiere conseguir algo de Estados Unidos. Esta vez ya son alrededor de 3,000 cubanos que quieren llegar a EEUU por tierra y que están varados en la frontera entre los dos países centroamericanos.

El viaje de los cubanos que quieren llegar a EEUU es largo y caro. Primero viene el viaje en avión a Ecuador, donde Rafael Correa ha decretado que los cubanos no necesitan visa para entrar en el país.

De Ecuador los cubanos van por tierra, atravesando las selvas de Colombia, Panamá y los países de América Central hasta llegar a México. Y de ahí un trecho grande hasta llegar a la frontera de Estados Unidos.

Los que llegan a EEUU tienen garantizado la entrada y estadía en este país. Le ley de Ajuste Cubano le da preferencia migratorias a los cubanos que lleguen a Estados Unidos en cualquier forma. Esta ley entró en vigor en 1966 y con una modificación durante el gobierno del Presidente Bill Clinton – la Ley de Pie Seco, Pie Mojado – sigue en vigor hasta el día de hoy.

Ahora resulta que Cuba que se encuentra en negociaciones migratorias con EEUU quiere que se derogue esa ley. Para eso ha orquestado toda una crisis migratoria en América Central.

La traba viene en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua. Para poder llegar por tierra a EEUU los cubanos que salen por Ecuador tienen que pasar por Nicaragua – país gobernado por Daniel Ortega, otro férreo aliado del gobierno cubano.

Hasta hace poco Nicaragua permitía que coyotes que cobraban miles de dólares por hacer la travesía cruzaran su frontera sin mayores problemas. Pero cuando Costa Rica puso fin al trabajo de los coyotes, Nicaragua cerró la frontera.

Allí en pocos días se han aglomerado más de tres mil cubanos. Costa Rica, un país de larga tradición democrática, hace todo lo que puede por los exiliados cubanos. Nicaragua, gobernada por los sandinistas, exige que los separen de la frontera porque presentan un peligro a la seguridad nacional del país.
Pero Silvio Rodríguez, el famoso canta-autor cubano y ahora vocero del gobierno en su blog, dice que los cubanos son unos privilegiados, y que los esfuerzos entre Washington y La Habana por normalizar las relaciones entre los dos países ha puesto a temblar la ley de Ajuste Cubano. “No tengo noticias de pronunciamiento alguno a favor de otro grupo de latinoamericanos”, dijo Rodríguez.

Hay que ver que dice EEUU en su próxima reunión de hoy con Cuba para discutir el tema migratorio. Funcionarios americanos han dicho que EEUU no piensa derogar la Ley de Ajuste Cubano.