O’Malley va al Congreso en busca de apoyo demócrata

La opción en 2016 será entre el “capitalismo clientelista” y el “fallido socialismo”, advierte O´Malley

O’Malley va al Congreso en busca de apoyo demócrata
El exgobernador de Maryland, Martin O' Malley corteja el apoyo de los demócratas en la Cámara de Representantes.
Foto: María Peña / Impremedia

WASHINGTON.- El precandidato presidencial demócrata, Martin O’Malley, cortejó este martes el apoyo de los demócratas en el Congreso con el mensaje de que sólo él ofrece una alternativa a las viejas ideologías de sus rivales en la contienda por la nominación de su partido.

Tras reunirse con la mayoría de líderes de la bancada demócrata en la Cámara de Representantes,   O’Malley dijo en una rueda de prensa que sus rivales por la nominación presidencial demócrata ofrecen a los votantes solo dos opciones: el “capitalismo clientelista”, en el que dominan intereses especiales, y “el demostrado fracaso que es el socialismo”.

Pese a que nunca ha llegado a la cima en las encuestas, O’Malley insistió en que el objetivo de la reunión a puerta cerrada era hablar con los congresistas sobre su trayectoria y por qué él es, a su juicio, la mejor alternativa para vencer a los republicanos en 2016.

“Mi mensaje es que nuestro país está buscando un nuevo líder para que avancemos fuera de este ambiente tan polarizado… estamos ganando terreno en Iowa y New Hampshire”, aseguró O´Malley.

La bancada demócrata de la Cámara Baja, liderada por el congresista de California, Xavier Becerra, ya se había reunido con la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, y el senador independiente por Vermont, Bernie Sanders.

O’Malley destacó las “profundas diferencias” que existen en la contienda demócrata, haciendo énfasis en las cambiantes posiciones sobre el tema de inmigración tanto de Clinton como de Sanders.

En concreto, O’Malley afirmó que su agenda migratoria es la más “progresista” en la contienda, y repitió sus críticas de que Clinton  haya usado recientemente el término “inmigrantes ilegales” y que Sanders manifestara que los inmigrantes restan empleos.

Sanders votó en contra de una reforma migratoria en 2007 porque incluía un programa de “trabajadores huéspedes” que, a su juicio, fomentaba la explotación de indocumentados, mientras que Clinton ha insistido en que ha evolucionado respecto a asuntos como las licencias para indocumentados.

Las posturas de ambos rivales sobre la reforma migratoria representan “las viejas formas de pensar que han impedido que logremos” avances, manifestó O’Malley.

Aunque, según los participantes, O’Malley fue recibido con una ovación y aplaudido cuando habló del combate a la violencia de las armas y el apoyo a los inmigrantes y refugiados centroamericanos, el exgobernador de Maryland sólo obtuvo el respaldo explícito del legislador californiano, Eric Swalwell.

Preguntado sobre si la bancada se pronunciará como grupo sobre los candidatos demócratas, Becerra dijo que O’Malley recibió hoy una ovación propia de héroes pero que la decisión final dependerá de cada legislador.

Buena parte de los legisladores demócratas, incluyendo a Becerra, se ha decantado ya por Clinton, quien sigue liderando en las encuestas.

Clinton ha conseguido hasta la fecha el apoyo de 169 demócratas en el Congreso, incluyendo a 132 en la Cámara Baja, mientras que Sanders tiene el apoyo de dos de los más progresistas en ese órgano legislativo, los congresistas Raúl Grijalva y Keith Ellison.