Expresidente salvadoreño enviado a juicio por lavado de dinero

Francisco Flores es investigado por el desvío de más de 15 millones de dólares
Expresidente salvadoreño enviado a juicio por lavado de dinero
Al expresidente salvadoreño, Francisco Flores, se le quitó el beneficio de la cárcel domiciliaria.

San Salvador.- El expresidente salvadoreño Francisco Flores, quien gobernó entre 1999 y 2004, escuchó con cierta aflicción el fallo de un juez local que lo envió a juicio hoy bajo los delitos de lavado de dinero, peculado y enriquecimiento ilícito. Esto lo convierte en el primer exmandatario de El Salvador que podría ser condenado a ir a la cárcel por hechos de grave corrupción.

Además, el juez Séptimo de Instrucción de San Salvador -Miguel Ángel García- despojó a Flores del beneficio de tener su domicilio por cárcel, para enviarlo a las celdas de la Dirección Antinarcóticos (DAN), a fin de asegurar que no vaya a escapar debido los graves delitos que se le atribuyen.

Flores, de 56 años, está siendo procesado desde 2014 debido a que se le acusa de hacer cometido el delito de peculado sobre un fondo de entre 10 y 15 millones de dólares que el gobierno de Taiwán le donó a El Salvador para programas sociales para damnificados tras el terremoto de 2001. Tal dinero nunca entró a las arcas públicas.

El juez García, explicó en su resolución que el exmandatario Flores habría cometido el delito de peculado, enriquecimiento ilícito y que se ha configurado la primera etapa del delito de lavado de dinero, por lo tanto elevaría el caso a juicio. De acuerdo a la ley local, el juez García enviará el caso a un Tribunal de Sentencia de San Salvador, para que Flores sea condenado o absuelto definitivamente.

Fondos desviados a partido ARENA

El largo alegato de este jueves aseguró que Flores recibió el dinero donado por Taiwán y luego se comprobó que esos fondos fueron a parar a otras cuentas privadas, entre ellas al partido del expresidente Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y al Instituto Político de este mismo partido.

En tal sentido, Ramón Villalta, de la Iniciativa Social para la Democracia (ISD), que ha actuado como querellante en el proceso, aseguró que “ARENA y su instituto político deberían ser cancelados por estas involucrados en graves delitos”. ARENA gobernó por 20 años, de 1989 a 2009. En la actualidad es el partido de oposición más importante y fuerte en El Salvador.

Debido al tráfico de dinero taiwanés en distintos bancos y a todas las cuentas que se usaron, el juez García consideró que Flores debe ser juzgado por lavado de dinero dado que este delito no lo había incluido la Fiscalía General (FGR), la principal parte acusadora.

El lavado es un delito imprescriptible en El Salvador y se sanciona con entre 8 y 12 años de privación de libertad.

Oficialmente ARENA no ha dado a conocer su posición. En tanto, Misael Mejía y Lorena Peña, diputados del oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), se mostraron satisfechos porque aseveraron que el juzgador actuó apegado de derecho y en beneficio de la justicia.