Los riesgos del TPP

Recientemente, la Casa Blanca dio a conocer el texto íntegro del acuerdo de Asociación Trans-Pacífico (TPP). Su contenido es alarmante.

El TPP es el mayor acuerdo comercial propuesto ya que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por su sigla en inglés), aprobado en 1994. Los acuerdos comerciales como el TPP y el NAFTA amenazan con el desplazamiento económico a millones de trabajadores de los países signatarios. En el caso del TPP, esto tiene una escala global, ya que el tratado abarca un arco de países desde Chile, México, Perú, y EE.UU. en las Américas a Filipinas y Vietnam en Asia.

Se estima que dos millones y medio de trabajadores mexicanos, desde pequeños agricultores a obreros de la agroindustria, perdieron su empleo entre 1993 y 2004, como consecuencia del NAFTA.

En ese mismo período, la migración indocumentada de mexicanos a EE.UU. se disparó por las nubes.

El NAFTA prometía esperanza económica para México, pero en los 20 años posteriores a su aprobación, el promedio de la tasa de crecimiento per cápita, un buen indicador de desarrollo económico, ha sido en ese país de un mísero 1.1 %, menos que el promedio de las tres décadas anteriores. El presidente mexicano Enrique Peña Nieto está dispuesto a ampliar el comercio y las relaciones económicas, pero en detrimento de los trabajadores mexicanos.

EE.UU. es una unidad de inmigrantes. Muchos de ellos han sido empujados por la necesidad económica, buscando trabajo o escapar de la crisis de sus países de origen. Pero a pesar de que ellos son hoy parte integral de nuestra sociedad, no deberíamos apoyar políticas comerciales que ayuden a desarticular las oportunidades económicas de otras sociedades. Debemos celebrar la inmigración hacia nuestro país sin que ello signifique avalar la disolución económica que forzó a muchos de ellos a abandonar sus propios países.

-Juliana Broad es una estudiante de New School.