Mayoría de venezolanos desaprueba de Maduro y rechaza chavismo

El 85% está inconforme con el rumbo del país, afectado por fuertes divisiones políticas. Analistas anticipan que el partido gobernante perderá el control de la legislatura por primera vez desde que Chávez fue elegido presidente en 1998
Mayoría de venezolanos desaprueba de Maduro y rechaza chavismo
Un habitante de Cúcuta marcha caracterizado de Simón Bolívar.
Foto: EFE

WASHINGTON.- En la antesala de los comicios legislativos en Venezuela, la mayoría de los venezolanos desaprueba del presidente Nicolás Maduro y rechaza el chavismo, pero mantiene profundas divisiones ideológicas sobre el futuro rumbo del país, según una encuesta difundida este jueves por el Centro de Investigación Pew.

El sondeo fue divulgado en vísperas de los comicios parlamentarios del próximo domingo, en los que deberán renovarse los 167 escaños de la Asamblea Nacional, mientras el país atraviesa una profunda crisis política y económica.

Maduro ha sido ampliamente criticando dentro y fuera de Venezuela por el encarcelamiento de opositores políticos, y una profunda inflación y crónica escasez de productos básicos, que acercan a su economía a un mayor caos.

El 85% de los venezolanos está insatisfecho con el rumbo del país, en contraste con el 57% en 2013, poco después del fallecimiento del presidente Hugo Chávez.

En general, la mayoría desaprueba de la gestión de Maduro en torno a asuntos como el combate al crimen, la corrupción, y las relaciones con Estados Unidos.

Aún así, aunque el 68% de los venezolanos en general tiene una opinión desfavorable de Maduro, y solo el 29% apoya su gestión, tampoco tienen una buena percepción de los líderes de la oposición, según Pew.

Los líderes opositores, Leopoldo Lópezque se encuentra en prisión– y Henrique Capriles, afrontan el rechazo del 55% y 56% de los encuestados, respectivamente.

Los venezolanos irán a las urnas preocupados, en orden de importancia, por asuntos como la inflación, la falta de empleos, la escasez de alimentos y la criminalidad.

También tienen en mente problemas como la deuda pública, el cuidado de salud, la corrupción política, la baja calidad de la educación, la creciente desigualdad social, y los problemas de tráfico, según recogió la encuesta.

Un país polarizado

La encuesta, realizada entre mil adultos entre los pasados 6 de abril y 6 mayo, reflejó las profundas divisiones políticas e ideológicas sobre el futuro rumbo del país.

Por lo general, la izquierda apoya las políticas del chavismo, mantiene una visión “más positiva” del gobierno de Maduro, y expresa menos preocupación con los problemas que aquejan al país, en comparación con la derecha.

Los simpatizantes de la derecha, por contra, demuestran un mayor malestar por asuntos como el cuidado de salud, la tasa de criminalidad, y la desigualdad.

Preguntados sobre si el país debe continuar el legado de Chávez, el 52% opinó que no, y sólo el 43%  apoyó ese derrotero.

En la actualidad, la oposición aventaja al gobierno por amplio margen en la mayoría de las encuestas nacionales pero, según observadores, es difícil predecir cuál será el margen de victoria en los comicios. Una mayoría de dos tercios daría más fuerza a la legislatura.

La mayoría de analistas anticipa que el partido gobernante perderá el control de la legislatura por primera vez desde que Chávez fue elegido presidente en 1998.

Sin embargo también advierten de que, en la actualidad, el chavismo todavía tiene fuerte apoyo en distritos rurales.

La encuesta no incluyó opiniones de los 248,000 venezolanos que según el Pew viven en EEUU, la mayoría concentrada en el sur de la Florida y en estados como Nueva York, California, Texas, Nueva Jersey, Massachusetts y Maryland, en ese orden,  pero éstos siguen de cerca los acontecimientos en Venezuela