Para algunos esta foto es inapropiada; pero su protagonista tiene algo que decir…

Lo que se supone sea lo más natural del mundo se convirtió en todo una odisea para Ashley Kaidel

Para algunos esta foto es inapropiada; pero su protagonista tiene algo que decir…
Ashley Kaidel defendió su derecho a amamantar en público.
Foto: Facebook / El Diario

Una madre de Florida le ha dado una lección al mundo al defender por medio de una imagen y un mensaje en redes su derecho a amamantar en público.

Ashley Kaidel le daba al pecho a su bebé en un restaurante, cuando algunos de los clientes la miraron con desagrado.

Sin embargo, la frustración de Kaidel fue mayor, dado que su elección de amamantar en público es un también su derecho. Así que decidió responder a las miradas acosadoras con la publicación en Facebook.

ashley1111

“En la foto parece que estoy mirando al horizonte”, inicia la madre su mensaje. “En realidad, estoy mirando a los ojos a una mujer que también me mira. Me mira con desagrado agitando la cabeza como juzgándome e intentando avergonzarme, diciéndome indirectamente y sin palabras que está mal lo que hago y que debería taparme”.

Seguidamente, Kaidel explica la razón por la que publica la foto. “No trato de decir ‘todo el mundo debería dar el pecho sin taparse. ¡Enséñale al mundo tus tetas!’. Si una madre se siente cómoda cubriéndose porque ELLA lo prefiere así, la apoyo totalmente”.

“Posteo estas imágenes por las madres que intentan amamantar sin taparse y son recriminadas, observadas y señaladas, por las que reciben comentarios desagradables y por las que echan de la sala o piden que se cubran”, continúa. De paso, destaca la pertinencia del proceso.

“Los pechos están hechos para nutrir a tu bebé antes que para dar placer a cualquier otro hombre, mujer o pareja”, plantea. “Su única finalidad es servir de alimento y dispensarlo directamente a la boca del bebé. No hay nada raro en eso y da lo mismo si yo amamanto a mi bebé y tú decides alimentarlo con una cuchara”.

Sobre la reacción que pudiera provocar en otro niño ver a una mujer lactando en público, Kaidel señala: “Si tu hija de 11 años me ve amamantando, puede que pregunte: ‘Mamá, ¿por qué está ese bebé chupándole la teta?’. Y como padre y ser humano que entiende, respeta y aprecia la anatomía y a las madres, tu respuesta siempre debería ser: ‘Porque así es como los bebés comen”.