Habla la mexicana que dejó a su bebé en pesebre de iglesia en Queens

"No es una decisión fácil", dijo la joven de 18 años

Bebé hallado en la escena del pesebre en Queens.
Bebé hallado en la escena del pesebre en Queens.
Foto: Padre Christopher Ryan Heanue / Suministrada

NUEVA YORK – La mexicana que dejó a su bebé recién nacido en el pesebre de una iglesia de Queens dijo en una entrevista que no está segura de haber hecho lo correcto.

“Es mi bebé y todavía estoy pensando en quedarme con él. No es una decisión fácil”, argumentó la madre, de 18 años, al New York Post.

La chica agregó que nadie sabe que tuvo al bebé y que tomó la decisión porque no se sentía preparada para ser madre todavía.

“Acababa de llegar a Nueva York hace cinco meses desde México y nadie sabía que estaba embarazada. Ni siquiera le dije al padre del bebé en México porque yo sabía que me iba”, relató. “De pronto entré en labores de parto la semana pasada, sola en mi casa. Me dio mucho miedo cortarle el cordón umbilical, y por eso se lo dejé”.

La joven, por el momento, prefiere mantener en secreto su identidad.

TE PUEDE INTERESAR: Madre que dejó a su bebé en un pesebre no será procesada

“Necesitaba dejarlo en un lugar seguro. Soy muy religiosa, y pensé dejarlo en la iglesia Holy Child Jesus. Había estado allí antes, y las personas ahí eran buenas. Sabía que lo dejaba en manos de Dios, y que estaría bien”, recordó la chica.

“Entré corriendo a la iglesia y lo dejé en el pesebre. Estaba llorando. Recé que no tuviera frío. Yo sabía que el sacerdote lo encontraría y que alguien lo ayudaría. Fui al día siguiente para asegurarme.

La madre añadió que, en la iglesia, le informaron que el niño está bien. “Sé que será difícil verlo ahora mismo porque todavía estoy pensando si quiero quedarme con él o no. Todavía no he decidido”.

“Me encantaría ser madre algún día, pero ahora mismo no me siento preparada. No sé cuando será el momento adecuado, pero necesito un trabajo estable primero”.

Las autoridades afirmaron la semana pasada que su  acción le cobija  la ley de refugio seguro, que establece que un bebé puede ser dejado de manera anónima en una iglesia, hospital, cuartel de policía o cuartel de bomberos. El estatuto dispone que el infante sea dejado con alguien o se notifique a las autoridades de inmediato. Sin embargo,  aunque esto no sucedió, el fiscal decidió aplicar la ley de todas maneras, luego de conversaciones con la muchacha.

La muchacha dejó a su hijo el lunes, 24 de noviembre. Fue hallado en horas de la tarde por el custodio de la iglesia, el dominicano Antonio Morán.

Un video de cámaras de seguridad de un negocio cercano a la iglesia registró el momento en que la madre compró las toallas con las que arropó al pequeño.