Australianos asesinados y mujer torturada ponen en jaque al gobierno de Sinaloa

El gobernador Mario López Valdez está por terminar mandato en medio de crisis financiera y de violencia
Australianos asesinados y mujer torturada ponen en jaque al gobierno de Sinaloa
Foto: Archivo / Archivo

La desaparición de dos turistas australianos y el posterior hallazgo de una camioneta calcinada con dos cuerpos al interior puso en el ojo público a la entidad gobernada por Mario López Valdez. Violencia, secuestros, robos y extorsiones, son algunos de los calificativos utilizados por la prensa internacional en estos últimos días al describir al estado de Sinaloa.

Los australianos Dean Lucas y Adam Russell Coleman realizaban un viaje por toda la costa del Pacífico, desde la ciudad de Edmonton, Canadá, y su destino final era Guadalajara, pero el 20 de noviembre desaparecieron en Sinaloa. Ese día los jóvenes tomaron un ferry para cruzar el Mar de Cortés desde La Paz, Baja California Sur, hacia Topolobampo.

Tras el cruce, condujeron toda la tarde y hasta la medianoche del 20 al 21 de noviembre, momento en el que fueron vistos por última vez en una tienda de conveniencia, donde un empleado les indicó la ruta hacia Mazatlán, en la que se encuentra el municipio de Navolato. Al no saberse nada de ellos, sus novias, familiares y amigos se dieron a la tarea de solicitar ayuda para ubicarlos.

Los cuerpos de los surfistas fueron localizados quemados en el interior de una camioneta Chevy Van, a las 10:30 horas del sábado 21 de noviembre, en unas tierras de cultivo ubicadas entre los poblados Juan Aldama “El Tigre” y San Blas, en Navolato, Sinaloa.

El pasado 2 de diciembre, el Alcalde de Navolato, Miguel Calderón Quevedo, aseguró que la zona donde colindan Navolato, Mocorito y Angostura, en Sinaloa, el lugar en el que fue localizada la camioneta de los surfistas, es un “Triángulo de las Bermudas”.

Reconoció que en ese sector ocurren hechos delincuenciales y hasta ahora no se han logrado frenarlos. El Edil señaló que no se necesita ser investigador para reconocer que en esa parte, en la carretera de cuota, hay un grupo dedicado a los asaltos carreteros, robo de vehículos y hasta de combustible de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Ese espacio es como un Triángulo de las Bermudas donde suceden hechos delincuenciales con bastante frecuencia, que deben ser atendidos por nuestra parte como Gobierno municipal y en coordinación con otras instancias”, reconoció Calderón Quevedo.

El Alcalde mencionó que en su administración han ocurrido al menos cinco hechos violentos de alto impacto, sin embargo, dijo que la Policía Municipal es insuficiente para vigilar esa zona ya que de 400 elementos que tenían hace años, tras la depuración les quedan menos de 100.

En agosto pasado, Malova, como también se le conoce al Gobernador de Sinaloa, aseguraba que la violencia en el estado había disminuido, así lo presumió frente al titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong; al de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el General Salvador Cienfuegos Zepeda; el de la Secretaría de Marina (Semar), Vidal Francisco Soberón, y la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez González.

Se percibe en el país una reducción en los índices delictivos, sobre todo en el puerto de Mazatlán, en donde en el pasado se perdió asientos en vuelos aéreos y se sufrió la suspensión de los arribos de navíos turísticos por la inseguridad”, expresó López Valdez en el marco de la Reunión Regional de la Zona Noroeste de Seguridad.

La declaración del Gobernador fue cuestionada por grupos civiles, políticos y medios de comunicación, quienes le recordaron las disputas entre los cárteles del narcotráfico que han dejado decenas de víctimas y la posible presencia de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, en la entidad, concretamente en el municipio de Los Mochis, de donde, según versiones periodísticas, lograra escapar de un operativo de la Secretaría de Marina el pasado 30 de julio.

El repunte de la violencia en septiembre terminó con el optimismo del Gobernador, quien terminó por reconocer los problemas de inseguridad en la entidad.

“La verdad es que los números no me tienen muy conforme. Tuvimos una reunión en la novena zona militar que es la reunión del Grupo de Coordinación de Sinaloa, hacíamos un análisis del clima que está viviendo la zona sur, concretamente el Rosario y Concordia (…)Se van a cambiar algunas estrategias en los operativos y el compromiso es pegarle una barrida a toda esa zona y poner orden porque no podemos permitir perder lo ganado”, expuso López Valdez a medios locales el 13 de septiembre.

Pese al refuerzo de elementos policiales y los cambios en mandos de seguridad por la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa, en noviembre pasado la Procuraduría General de Justicia del Estado, reconoció que la zona sur de la entidad era un área de disputa entre cárteles, en específico el Cártel de Sinaloa y el Cártel de los Beltrán Leyva, lo que incrementó la violencia en los últimos meses.

El pasado 1 de diciembre, Mario López urgió a la Procuraduría General de Justicia del Estado resolver el caso de los dos australianos, suceso, que dijo, “nos dejó muy mal parados a nivel nacional y mundial”.

Pero este no es el único hecho de violencia en Sinaloa que ha escalado niveles internacionales. Yecenia Armenta Graciano, una mujer torturada y violada por policías de Sinaloa en 2012, es un caso que Amnistía Internacional ha retomado para incluirlo en su recuento de víctimas de tortura a nivel mundial.

Yecenia lleva tres años y medio en prisión acusada de un crimen que no cometió. Esto lo han ratificado diversos organismos de defensa de derechos humanos, nacionales e internacionales.

La mujer fue torturada y violada durante su detención por policías ministeriales de Sinaloa, los cuales la obligaron a firmar una confesión. Los médicos legistas de la Procuraduría estatal no documentaron las huellas de tortura y por ello sigue en la cárcel.

Malova fue postulado por una alianza de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN), cuando el Revolucionario Institucional (PRI) no lo eligió como candidato y buscó la candidatura a través de los partidos de oposición. Sobre Malova pesa la denuncia de que su gobierno no es precisamente una gestión distinta al PRI.

A menos de un año de que concluya el periodo de Mario López, el estado tiene serios problemas en sus finanzas, la oposición representada en el panismo está al servicio del PRI y la izquierda es casi inexistente, mientras que el sector empresarial de la entidad mantiene un serio descontento con el gobierno local.