Animales asesinos que tal vez no conoces

El peligro a veces no viene en grandes tamaños

Guía de Regalos

Animales asesinos que tal vez no conoces
No todos los animales peligrosos tienen colmillos afilados.
Foto: Shutterstock

Todos conocemos el peligro que representan los tiburones, los leones y los cocodrilos, entre otras especies de temer. Pero, ¿qué hay de otros asesinos menos conocidos?

Después de que la semana pasada un hipopótamo matara a tres personas en Sudáfrica, te mostramos seis de las criaturas más letales de la naturaleza, de las que tal vez sabías poco o nada.

1. Tenia

tenia
Las tenias han sido estudiadas desde la época de Aristóteles.

Las tenias causan una infección intestinal llamada teniasis. Ésta se contrae al ingerir huevos de larvas en carne de cerdo o res mal cocinada, o en comida o agua contaminada. También se transmite a través de las heces.

Las infecciones causadas por la tenia presente en la carne de res no son tan peligrosas para los seres humanos. Pero la tenia presente en el cerdo puede causar severos dolores de cabeza, ceguera e incluso la muerte.

Se estima que las enfermedades causadas por la tenia de cerdo matan alrededor de 1,200 personas al año, en su mayoría en Asia, África subsahariana y América Latina.

Si los huevos de las larvas se desarrollan en el sistema nervioso central, también pueden causar una forma de epilepsia prevenible.

2. Lombriz intestinal

lombriz
Los casos graves de ascariasis pueden causar bloqueo intestinal o afectar el crecimiento de los niños.

Se cree que cerca de 1,000 millones de personas están infectadas con este gusano parasitario que causa ascariasis, una enfermedad presente en todo el mundo. Este gusano vive en los intestinos y sus huevos se traspasan a través de heces infectadas. La ascariasis es causada por la ingesta de estos huevos.

Esto puede ocurrir cuando uno se lleva a la boca dedos o manos contaminadas, o bien al consumir frutas y vegetales que no han sido cocinados, lavados o pelados cuidadosamente. El gusano adulto tiene una longitud de entre 15 y 35 centímetros.

Las personas afectadas por esta lombriz (del género Ascaris) no suelen mostrar síntomas, pero las infecciones severas pueden causar bloqueo intestinal y afectar el crecimiento de los niños.

Aunque la ascariasis es tratable, los casos graves causan aproximadamente 60.000 muertes al año, generalmente niños, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

3. Caracol de agua dulce

Los asesinos no son los caracoles, sino los gusanos parasitarios que viven en ellos.

Caracol de agua dulce

Por eso, el contacto con caracoles de agua dulce puede causar una infección denominada esquistosomiasis. Se trata de la segunda enfermedad parasitaria más devastadora en países tropicales después de la malaria.

Africa está particularmente afectada por este mal. Según la OMS, al menos 20,000 personas mueren de esquistosomiasis cada año en todo el mundo. Sin embargo, Usaid, la agencia de cooperación internacional de Estados Unidos, calcula que la cifra es mucho más alta: más de 200,000 muertes anuales.

4. Vinchuca

La vinchuca (Triatoma infestans) la que propaga la enfermedad de Chagas. Se trata de insecto chupasangre que se encuentra sólo en América.

Bichos asesinos en una hoja verde.

Al picar a una persona y succionar la sangre, el intestino de la vinchuca se hincha y la obliga a defecar, depositando parásitos en la piel de su víctima. Por la picazón, las personas se rascan y son ellas mismas las que incorporan el parásito en los tejidos mediante esa acción.

LA OMS calcula que en el mundo hay entre 6 y 7 millones de personas infectadas por Trypanosoma cruzi (el parásito causante de la enfermedad de Chagas), la mayoría de ellas en América Latina.

5. Mosca tse-tse

La mosca tse-tse transmite la tripanosomiasis africana, también conocida como enfermedad del sueño. Este mal afecta en su mayoría a personas pobres en áreas rurales remotas de África. Es fatal si no se trata. Sin embargo, muchos afectados no son reportados.

Plano cercano de una mosca tse-tse

Un siglo de esfuerzos concertados por controlar la enfermedad logró frenar sus efectos destructivos. A mediados de los años 60 la enfermedad ya había sido casi erradicada. Pero regresó como una epidemia que duró desde los 70 hasta mediados de los 90.

La OMS estima que 65 millones de personas están todavía en riesgo y 20,000 tienen la enfermedad actualmente.

En las últimas etapas de la infección, los parásitos entran al flujo sanguíneo del cerebro e infectan el sistema nervioso central, causando confusión, mala coordinación y la perturbación del ciclo del sueño, lo que le da el nombre a la enfermedad.

6. Perros

Las mordidas de perro causan la mayoría de muertes humanas por rabia, que se cuentan en decenas de miles cada año, según la OMS.

El organismo dice que cada año más de 15 millones de personas se vacunan contra la rabia en todo el mundo después de haber sido mordidas, para prevenir la enfermedad.

Perro corriendo con una pelota

Se calcula que de este modo se previenen cientos de miles de muertes por rabia cada año.

La rabia es una enfermedad viral infecciosa que afecta a animales domésticos y salvajes, y se transmite a las personas a través de mordidas o rasguños, usualmente por el contacto con la saliva. Es casi siempre fatal, si no se trata.

Más del 95% de muertes humanas a causa de la rabia tienen lugar en Asia y África.

Mientras que los perros han sido históricamente asociados con la transmisión de la rabia a los seres humanos, el Centro de Control de Enfermedades de EEUU (CDC, por sus siglas en inglés) dice que en ese país puede ser más probable que uno se contagie la rabia a través de los gatos, ya que estos tienen más contacto con los animales salvajes que transmiten la enfermedad originalmente.