Autoridades defienden la labor de la ciudad frente a los desamparados

Sin embargo, tuvieron problemas para diagnosticar el número específico de gente en la calle

El comisionado explicó que el recuento de gente en las calles se hace una vez al año, por ley federal. Archivo
El comisionado explicó que el recuento de gente en las calles se hace una vez al año, por ley federal. Archivo
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Nueva York- Los directivos de las dos agencias municipales que se dedican a trabajar con desamparados defendieron la labor de la ciudad frente a este problema. Esto, luego de que en los últimos meses autoridades como el gobernador Andrew Cuomo y el comisionado de Policía Bill Bratton criticaran al alcalde De Blasio por el tema.

“La falta de asequibilidad, la inestabilidad en las viviendas y el número de desamparados asociado a todo esto no fueron condiciones creadas de un día para otro, y por, lo mismo, no pueden ser resueltas de un día para otro”, dijo Steven Banks, comisionado de la Administración de Recursos Humanos, en una audiencia frente al Concejo Municipal. “Esta administración está enfrentando el problema directamente, implementando tanto medidas de corto como de largo plazo”.

Por su parte, el líder del Departamento para Servicios de Desamparados explicó que De Blasio ha debido reinstaurar iniciativas que fueron canceladas por los alcaldes previos. “Cuando la administración de De Blasio llegó a las oficinas, sistemáticamente comenzamos a crear, financiar e implementar nuevos programas de asistencia en rentas”, explicó el comisionado Gilbert Taylor. “Expandimos nuestros programas de prevención y creamos nuevos. Expandimos nuestra iniciativa de búsqueda de desamparados en las calles”.

Banks y Taylor detallaron diversas iniciativas para apoyar a los desamparados, incluídos programas de subsidio que han permitido sacar a 22,215 neoyorquinos del sistema de albergues y llevarlos a viviendas permanentes. Además, a través del programa de prevención Homebase, se ayudó a 104,487 personas que están en riesgo de ser desamparados. “La ciudad ahorró $1.37 por cada dólar de impuestos invertido en Homebase”, aseguró el comisionado Taylor.

Sin embargo, los comisionados tuvieron problemas a la hora de responder una de las preguntas más importantes que hizo el concejal Stephen Levin, quien dirigió la sesión como líder de la Comisión de Bienestar General: si el número de personas que están en la calle ha aumentado o no.

“No hay una cuenta de todos los individous en este momento… Eso es algo en lo que la administración está trabajando”, dijo el comisionado Taylor. “Creo que ha existido algún aumento, pero no puedo cuantificar éste”.

El comisionado explicó que el recuento de gente en las calles se hace una vez al año, por ley federal. El próximo se realizará el 26 de enero. De acuerdo a las últimas cifras entregadas, alrededor de 57,000 personas duermen en albergues cada noche y más de 3,000 lo hacen en trenes y calles de Nueva York.

“Necesitamos inversiones adicionales en vivienda de apoyo, asistencia en las rentas y mayores asignaciones de asistencia a los albergues y mucho más, de manera de prevenir que hayan más desamparados”, concluyó el comisionado Banks.

Preparándose para el invierno

El comisionado de Servicios para Desamparados aprovechó de comentar que están trabajando con una serie de líderes religiosos, incluyendo la Arquidiócesis de Nueva York, para utilizar los espacios desocupados que las iglesias y sinagogas y entregar 500 camas adicionales para desamparados. “Estamos a tiempo para lanzar la primera ronda del programa ‘Abriendo Puertas’ en enero de 2016”, explicó Gilbert Taylor.