Inmigrantes presionan en NJ por licencias de conducir

Se beneficiarían unos 464,000 indocumentados
Inmigrantes presionan en NJ por licencias de conducir

Una delegación de inmigrantes -procedentes de diferentes ciudades- se reunirá masivamente este jueves en Trenton, capital de Nueva Jersey, con el fin de presionar a los legisladores para la aprobación de las licencias de conducir que incluyan a los indocumentados.

“Somos más de 500,000 inmigrantes que necesitamos las licencias, así que venimos a decir presente, porque nuestra presencia es indispensable”, dijo Armando Atencio, de la organización “Faith in New Jersey”, que forma parte de la delegación.

El pasado 16 de noviembre, un comité de la Asamblea Estatal de Nueva Jersey -con el mayor número de demócratas en su historia- votó a favor de otorgar licencias de conducir a indocumentados, una medida que ya el gobernador republicano Chris Christie advirtió que vetará de ser aprobada por la Legislatura estatal.

El Comité de Seguridad Nacional aprobó la propuesta de ley de la asambleísta Annette Quijano, mientras decenas de inmigrantes aguardaban fuera de la casa de las leyes estatal donde llegaron para apoyar la medida.

La propuesta de Quijano tenía aún que pasar por el visto bueno de otros comités antes de llegar al pleno de la Asamblea y luego al Senado, también de dominio demócrata.

La propuesta estaba programada para el voto para el jueves 10 de diciembre, pero de un momento a otro fue retirada de la agenda, según dijo Atencio.

“Al parecer existe temor por parte de los asambleístas Stephen Seweeney, Nicholas Sacco y Vincent Prieto por razones de seguridad ante los recientes acontecimientos en París y San Bernardino, pero creemos que es solo una excusa para no continuar”, declaró Atencio quien en Newark realizó una huelga de hambre el pasado sábado a favor de las licencias de conducir.

Otra activista, Carmen Alza Barrera, siguió la huelga de hambre el domingo en Trenton, según explicó Atencio. “Este jueves nos reuniremos alrededor de 2,000 inmigrantes en Trenton para presionar a que se mantenga en agenda el tema de las licencia de conducir”, agregó.

Por otro lado, Johanna Calle, coordinadora de la Alianza para Justicia de los Inmigrantes, declaró que “este proyecto se trata de seguridad pública, ya que permitirá que muchos que manejan en nuestras carreteras estén debidamente identificados y asegurados”.

Varias ciudades de Nueva Jersey han aprobado resoluciones en apoyo a que el Estado apruebe las licencias de conducir para inmigrantes, de lo que se beneficiarían unos 464,000 indocumentados.

“La licencia de conducir es vital para nosotros y por no tener una hemos tenido que sufrir por muchos años”, de ansiedad en las mañanas, días de miedo y noches sin dormir, ante el temor de ser detenidos, dijo María Pereira, de la organización comunitaria Se Hace Camino Nueva Jersey. La activista destacó que ha vivido en este país durante 24 años y que tiene “mucho que agradecer” porque aquí se casó y nacieron sus dos hijos.

Para el gobernador Christie, otorgar licencia de conducir a un indocumentado no es sólo un acto “irresponsable en el actual clima” sino, más allá, “peligroso”.