Aplaza ministro reunión con padres de los 43 jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa

Se reprograma para el próximo 16 de diciembre

Aplaza ministro reunión con padres de los 43 jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa
Claman justicia por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.
Foto: BBC

México – El secretario mexicano de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, pospuso por problemas de agenda la reunión que estaba programada para hoy con los padres de los 43 jóvenes que desaparecieron hace más de 14 meses en Iguala, en el sur del país.

El abogado de los familiares de los estudiantes de Ayotzinapa, Vidulfo Rosales, dijo a Radio Fórmula que hace dos días se les informó que el encuentro no se celebraría este jueves  por complicaciones en la agenda de Osorio y añadió que se reprogramó para el 16 de diciembre.

Una fuente de la Secretaría de Gobernación confirmó a Efe el aplazamiento del encuentro, que estaba programado en el puerto de Acapulco.

Rosales indicó que los padres van a “valorar” el cambio de la fecha de la reunión, pactada la semana pasada en un encuentro encabezado por la fiscal mexicana, Arely Gómez, tras el cual los familiares levantaron un plantón instalado en las inmediaciones de la casa presidencial.

En esa cita, que las dos partes calificaron de positiva, se acordaron reuniones los días 14 de enero, 18 de febrero, 17 de marzo y 14 de abril en Acapulco con la fiscal y los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que estudian el caso.

Además, el subprocurador de Derechos Humanos, Eber Betanzos, responsable de la investigación desde octubre pasado, se comprometió a viajar cada 15 días a Chilpancingo, capital de Guerrero, para mantener informados a los familiares sobre los avances en las pesquisas.

El 26 de septiembre de 2014 decenas de estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa fueron atacados a tiros por policías corruptos, presuntamente por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

Esa noche murieron 6 personas, entre ellas 3 alumnos, y 43 estudiantes fueron detenidos por policías y entregados a miembros del cártel de Guerreros Unidos, quienes los asesinaron y quemaron en el basurero del municipio vecino de Cocula, según la versión oficial.

Sin embargo, los expertos de la CIDH que estudian el caso desde marzo concluyeron en septiembre pasado que no había evidencias científicas que confirmaran que allí habían sido quemados y esta semana aseguró que ni quisiera hubo un incendio esa noche en el basurero.

La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) ha pedido no adelantar conclusiones hasta que un equipo internacional de expertos lleve a cabo en las próximas semanas un nuevo peritaje en el basurero para despejar las dudas sobre lo ocurrido allí.