Senadora Gillibrand pide licencia médica con pago para millones de trabajadores

Congreso trabaja contrarreloj para aprobar fondos del gobierno y no tiene fecha para votar legislación de Gillibrand
Senadora Gillibrand pide licencia médica con pago para millones de trabajadores

WASHINGTON.- El Congreso vive en  una “burbuja”, alejado de la realidad que viven millones de trabajadores sin derecho a licencia médica o familiar con goce de sueldo, y la senadora demócrata por Nueva York, Kirsten Gillibrand, insiste en la aprobación de un programa nacional para ayudarlos.

Por ahora, en la pequeña ventana que queda antes del receso legislativo de diciembre, el Congreso negocia contrarreloj una medida de poco más de un billón de dólares para financiar las operaciones del gobierno más allá del miércoles próximo, tras evitar el cierre parcial del gobierno el viernes pasado.

Para Gillibrand, sin embargo, la licencia médica o familiar con pago también debe ser prioridad para los legisladores, a los que acusó de vivir divorciados de las necesidades de las familias trabajadoras.

“Los miembros del Congreso viven en una burbuja. Muchos tienen gente que cuida de sus familias en casa; tienen cuidado de niño sin límites, recursos sin límites… creo que están alejados” de la realidad del estadounidense de a pie, se quejó Gillibrand en un programa de CNN.

Según Gillibrand, es “absurdo”  e “indignante” que EEUU sea el único país industrializado en el mundo que no ofrece un programa de días con goce de sueldo para crisis médicas o familiares, algo que afecta a alrededor de 43 millones de trabajadores con hijos.

Se calcula que ocho de cada diez madres de familia trabajan fuera del hogar, y necesitan flexibilidad laboral para atender a familiares enfermos u otras crisis, según activistas que apoyan la medida de Gillibrand.

La oficina de la senadora ha destacado que, sin la aprobación de la medida, los hombres perderán alrededor de $280,000 en ingresos a lo largo de su vida laboral, y las mujeres alrededor de $320,000 por tener licencia médica o familiar con goce de sueldo.

Así, Gillibrand presentó en marzo pasado la medida “Family and Medical Insurance Leave (FAMILY) Act”, que establece un programa de seguro médico para que los trabajadores no tengan que escoger entre un salario y el cuidado de sus familias.

Gillibrand considera que California puede ser un buen ejemplo para el resto del país, si se toma en cuenta que el 91% de las empresas en ese estado tiene algún tipo de beneficio de excedencia con pago para los trabajadores, sin que eso afecte sus ganancias o productividad.

La legislación, que tiene una medida similar en la Cámara de Representantes, crearía un fondo fiduciario independiente dentro del sistema de Seguro Social para recabar contribuciones al programa de seguro laboral.

Ese fondo se financiaría con pequeñas contribuciones de los empleados y sus patrones, sin costarle dinero al gobierno.

Según la oficina de Gillibrand, el costo para un trabajador promedio sería “similar a lo que cuesta una tasa de café a la semana”.

El programa, inspirado en los que han puesto en marcha Nueva Jersey y California, ofrecería beneficios equivalentes al 66% del salario mensual típico de un trabajador, por una excedencia de hasta 60 días laborales, o 12 semanas.

En la actualidad, las leyes federales permiten que un trabajador tome hasta 12 semanas para atender situaciones familiares, sin derecho a sueldo.

Gillibrand espera que el asunto permanezca en el radar del Congreso.