Congreso no atiende pedido de auxilio de Puerto Rico

"No hay dinero para pagar los servicios esenciales y pagar a los acreedores. Ya vendrá el momento muy pronto, quizá el 1 de enero, en que no tendré dinero para hacer ambas cosas", advirtió el gobernador García Padilla
Congreso no atiende pedido de auxilio de Puerto Rico
.
Foto: Joe Raedle/Getty Images

WASHINGTON.- El Congreso de EEUU logró un acuerdo presupuestario bipartidista de poco más de un billón de dólares para evitar un cierre del gobierno federal pero, pese a las presiones del gobierno puertorriqueño, ignoró el pedido de auxilio para resolver la crisis fiscal en Puerto Rico.

Las constantes advertencias del gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, de que la isla caerá en el impago al haber agotado sus fondos, cayeron en oídos sordos en el Congreso, que trabajó contrarreloj para evitar un cierre del gobierno federal.

Durante una rueda de prensa en el Club Nacional de Prensa en Washington, García Padilla no ocultó su frustración de que el Congreso “dejó pasar  una oportunidad” para que Puerto Rico pueda mitigar la crisis fiscal de cerca de $73,000 millones.

“No hay dinero para pagar los servicios esenciales y pagar a los acreedores. Ya vendrá el momento muy pronto, quizá el 1 de enero, en que no tendré dinero para hacer ambas cosas”, advirtió García Padilla, quien anunció el lunes que no buscará la reelección.

El gobernador reiteró que, puesto a elegir, siempre entre los puertorriqueños y los acreedores, escogerá “siempre” a los puertorriqueños.

La fecha del 1 de enero próximo es clave porque entonces se vence el siguiente plazo para que el gobierno puertorriqueño realice pagos por casi mil millones de dólares en intereses en más de media decena de bonos. El siguiente plazo sería el 1 de mayo de 2016, cuando tenga que desembolsar otros $422 millones a los bonitas del Banco de Desarrollo Gubernamental.

Respuesta del Congreso

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, señaló esta tarde que la crisis fiscal de Puerto Rico “es un problema que no desaparecerá pronto”, pero afirmó que muchos legisladores demócratas y republicanos “siguen comprometidos” con la búsqueda de una respuesta.

“Por eso he instruido a los comités de la Cámara Baja que tienen jurisdicción (sobre la crisis) a que trabajen con el gobierno puertorriqueño para elaborar una solución responsable para fines del primer trimestre del próximo año”, afirmó Ryan en una declaración escrita.

Pero sus palabras son magro consuelo para los legisladores que han venido presionando para que el Congreso incluyera medidas correctivas dentro del proyecto de ley presupuestario.

En concreto, los legisladores, y sindicatos y grupos cívicos afines han pedido que Puerto Rico pueda obtener protección bajo el Capítulo 9 de la Ley de Bancarrotas de EEUU para así reestructurar su deuda pública. Puerto Rico contaba con esa protección pero le fue eliminada en 1984.

Desigualdades en pagos de “Medicare”

El senador demócrata por Nueva York, Charles Schumer, prometió que seguirá luchando hasta conseguir una solución bipartidista que dé a Puertor Rico “las herramientas que necesita para evitar un desastre financiero”.

La medida presupuestaria al menos tiene dos cláusulas que rectifican el desembolso de fondos del programa “Medicare” en Puerto Rico, corrigiendo las desigualdades que han perjudicado a los hospitales en la isla.

En la actualidad, los hospitales en Puerto Rico que atienden a pacientes bajo el programa de “Medicare” reciben un 14% menos en la tasa de reembolso que los hospitales dentro de EEUU.

El acuerdo presupuestario corrige esa desigualdad y, según cálculos oficiales, los hospitales en Puerto Rico recibirán un total de $618 millones adicionales entre 2016 y 2025.

Además, la medida también autoriza pagos adicionales para médicos y hospitales en Puerto Rico que utilizan archivos de salud electrónicos, lo que previsiblemente incrementará los pagos a los hospitales por $266 millones en los próximos años.