Consejo de Seguridad de la ONU se une para terminar la guerra en Siria

Esta es la primera vez que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se pone de acuerdo para aprobar una hoja de ruta de cara a conseguir la paz en Siria
Sigue a El Diario NY en Facebook
Consejo de Seguridad de la ONU se une para terminar la guerra en Siria
El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, lidera una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU durante la votación de una resolución sobre Siria.
Foto: EFE

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó una resolución de apoyo a un proceso de paz en Siria que había sido acordado antes por Estados Unidos, Rusia y otras potencias internacionales.

El documento le pide a Naciones Unidas que invite a representantes del gobierno de Bashar al Asad y a la oposición para iniciar negociaciones a partir de enero.

Además, exige a todas las partes que cesen los ataques a la población civil y subraya que será el pueblo sirio el que decida el futuro del país.

El texto, que había sido acordado previamente por EE.UU., Rusia y otras potencias internacionales, plantea que representantes del gobierno de Bashar al Asad y la oposición inicien negociaciones en enero.

Loading the player...

Estos son sus principales puntos:

  • Hace un llamamiento a un cese el fuego y al inicio de un diálogo formal con miras a una transición política a partir de enero de 2016.
  • Excluye a grupos calificados como “terroristas” como el autodenominado Estado Islámico y el Frente al Nusra, considerado el brazo sirio de Al Qaeda.
  • Prevé la continuación de “acciones ofensivas y defensivas” en contra de esos grupos, en referencia a los bombardeos de Rusia y de la coalición internacional que lidera EE.UU.
  • Establece que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, presente el 18 de enero un informe acerca de cómo hacer seguimiento del cese el fuego.
  • Fija como meta el establecimiento en el plazo de seis meses de un sistema de gobierno “creíble, inclusivo y no sectario”.
  • Se propone la realización de elecciones “libres y justas”, bajo supervisión de la ONU en el plazo de 18 meses.
  • Señala que la transición política debe ser dirigida por los propios sirios
El acuerdo fue impulsado por los cancilleres de EEUU y Rusia.

“Este consejo está mandando un claro mensaje a todos los implicados de que llegó el momento de frenar las muertes en Siria y sentar las bases para un gobierno que el sufrido pueblo de esa tierra maltratada pueda soportar”, dijo el secretario de Estado de EEUU, John Kerry.

“Obviamente sigue habiendo profundas diferencias en la comunidad internacional, especialmente sobre el futuro del presidente Asad”, agregó Kerry.

El acuerdo no habla del futuro del mandatario, cuya salida es un paso necesario para solucionar la crisis siria para EEUU y sus aliados.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, calificó la resolución de “respuesta a los intentos de imponer una solución desde fuera a los sirios en cualquier asunto, especialmente sobre su presidente”.

Bouthaina Shaaban, asesora del gobierno sirio, mostró su disposición a comenzar el proceso de diálogo en semanas.

Sin embargo, Shaaban agregó que el primer paso era ver si la oposición estaba dispuesta a negociar con el gobierno.

También dijo que las potencias internacionales no deberían participar en las decisiones sobre el futuro del presidente Al Asad.

Estados Unidos y sus aliados argumentan que para poder resolver la crisis en Siria es necesario que el mandatario salga del poder.

200 mil muertos

El conflicto tiene su origen en marzo de 2011, cuando comenzaron protestas antigubernamentales animadas por la “primavera árabe”.

La dura represión del gobierno degeneró en un enfrentamiento que condujo a una guerra civil en la que se calcula que han muerto más de 200.000 personas y 4 millones han sido desplazados, buena parte de los cuales protagonizan la actual crisis de refugiados que vive Europa.

El acuerdo no habla del futuro del presidente Al Asad.

Las tropas de Bashar al Asad luchan contra unos mil grupos rebeldes que se calcula cuentan con 100.000 combatientes. Algunos, de claro corte islamista y con vínculos con Al Qaeda.

Además, desde 2014 entró en escena el autodenominado Estado Islámico (ISIS), que controla buena parte del territorio del país y que se antoja un enemigo común del gobierno y los rebeldes opositores.

Una coalición de países árabes impulsada por Estados Unidos mantiene una campaña aérea de lucha contra Estado Islámico y de apoyo a los rebeldes que combaten a las tropas de Al Asad.

Y desde este año, a petición del gobierno, Rusia entró en acción también con una campaña aérea, según dice Moscú, “contra el terrorismo”.

El Consejo de Seguridad ha emitido resoluciones sobre el uso de armas químicas o la situación humanitaria, pero hasta ahora no se había puesto de acuerdo en una hoja de ruta para poner fin al conflicto.

NOTICIAS SOBRE SIRIA