¿Eres perro o gato?

¿Eres perro o gato?

No sé ustedes, pero yo soy amante de los animales. No solo son mis grandes compañeros, sino que también me dan grandes lecciones de vida; tal y como lo hace un buen amigo. Mejor aún, no lo hacen con palabras, sino con acciones.

Les confieso que mi casa parece un zoológico. Tengo dos perros y dos gatos que adopté de un refugio de animales abandonados. Uno de los perros se llama Mocha, ella es una perrita grande y pasadita de peso de la raza Pitbull, que como ustedes bien saben tienen la mala fama de ser supuestamente agresivos (aunque no comparto la opinión ya que creo que depende de cómo sea tratada en su hogar.) En fin, otra de mis mascotas es una gatita blanca, delgadita y de baja estatura: su nombre es Pippa.

Cuando la gente llega a mi casa no pueden creer lo que ven. La perrita Pitbull, que es tal vez cinco veces más grande que la gatita, la respeta, le limpia la carita, y si la gata viene caminando, ella con mucha delicadeza, le abre el espacio para que siga su camino. La gata lo sabe, y se le come la comida, se le acuesta en su cama, y hasta de vez en cuando es ella quien corretea a la Pitbull.

Estoy segura que ni el perro ni el gato se han detenido a mirarse en el espejo a analizar quién es más grande que quién. Lo que si se es que hasta en las mascotas podemos ver algo que pasa todos los días con nosotros los seres humanos. La gente nos trata como nosotros nos comportamos, la gente te ve como tu te ves a ti mismo.

En el caso de mi perrita Pitbull, ella seguramente no se siente grande, ni poderosa al   lado de la gatita. Por otro lado, la gata evidentemente se siente segura de si misma y asi señores es que la tratan los demás perros y gatos de la casa.Al fin de cuentas, no es que tan alto, flaco, rico, inteligente seas, se trata de cómo te ves a ti mismo.

Hace días tuve una plática muy interesante con un amigo quien me decía: “yo no soy nadie, yo no soy seguro de mi mismo, bla, bla, bla.” No se si sirvió de mucho, pero le di el ejemplo de mis perros y gatos. El hombre de quien les hablo es guapo, educado, capáz, y tiene un potencial infinito, sin embargo, nadie lo verá así hasta que él no se mire en el espejo y lo vea con sus propios ojos.

No olvides que nada es imposible y que todo sueño comienza con solo imaginarlo y estar seguro que lo vas a lograr.

Espero sus comentarios,

Carolina Sarassa

www.CarolinaSarassa.com

@CarolinaSarassa