Estrés postraumático no califica para ser tratado con marihuana medicinal

El comisionado de Salud del estado está considerando añadir a la lista otras enfermedades como el Alzheimer
Estrés postraumático no califica para ser tratado con marihuana medicinal
Actualmente, bajo las leyes del estado de Nueva York, que datan del 2014, sólo 12 enfermedades pueden ser tratadas con marihuana medicinal.
Foto: Archivo.

Quienes sufren de estrés postraumático (PTSD) no podrán recibir tratamiento con marihuana medicinal, por lo menos no por ahora, según informó el Departamento de Salud el lunes.

El comisionado de Salud, Dr. Howard Zucker, dijo que no había suficiente evidencia para probar la efectividad de la hierba para tratar PTSD, la enfermedad de Alzheimer, la distrofia muscular, la distonía y la artritis reumatoide, cinco condiciones que la ley requiere que se consideren en los próximos 18 meses.

Varios expertos, científicos y médicos del Departamento de Salud del estado, analizaron más de dos docenas de estudios científicos para saber si la marihuana medicinal ayudaría a las personas que sufren este tipo de enfermedades, según le informó un vocero del departamento a POLITICO.

LEE TAMBIÉN: Pacientes ya se pueden registrar para uso de marihuana medicinal

El Comisionado, por otro lado, puede añadir cualquier condición médica en cualqueier momento. Precisamente Zucker se reunirá el próximo mes con expertos para evaluar la nueva evidencia científica mientras se hace disponible.

El asambleísta Richard Gottfried, quien apoyó el proyecto de ley para aprobar la marihuana medicinal, dijo que estaba frustrado por la pasividad del Comisionado al respecto.

“La Ley o el Comisionado de Salud no le dicen a los médicos cuáles enfermedades son apropiadas para cualquier droga”, dijo Gottfried a POLITICO. “No deberíamos tener una lista oficial para la marihuana medicinal?”.

LEE TAMBIÉN: Nueva York lista para ofrecer marihuana medicinal

El programa de marihuana medicinal del estado fue lanzado la semana pasada y hay 10 condiciones para que los pacientes puedan utilizar la droga si sufren de los siguientes males: Cáncer, el VIH/SIDA, la enfermedad de Lou Gehrig, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple, daño en el tejido nervioso o la columna, epilepsia, enfermedad inflamatoria del intestino, neuropatía o la enfermedad de Huntington.

Los pacientes de estas enfermedades además deben sufrir las siguientes condiciones: caquexia, dolor severo o crónico, náusea severa, epilepsia o espasmos musculares recurrentes.