Última movida de Uber vuelve a encender guerra de taxis en NYC

Conductores de otras empresas acusan a Uber de intentar generar un monopolio y ofrecer sueldos bajos
Última movida de Uber vuelve a encender guerra de taxis en NYC
La protesta de los choferes se realizó afuera de la oficina de Uber en Long Island City.
Foto: Juan Pablo Garnham / El Diario

Nueva York- Cuando hace más de un año Uber bajó sus tarifas, Adalgisa Sánchez se preocupó. “Pensamos que se estaba acabando el mundo, pero nada. No sólo nos mantuvimos, sino que crecimos bastante”, comentó esta conductora dominicana. Por esto, cuando el jueves recibió el correo de la empresa anunciando nuevas rebajas, estuvo tranquila. “Esto nos va a ayudar a estar ocupados, en vez de estar gastando gasolina, esperando clientes”.

Pero no todos los choferes reaccionaron de la misma manera al anuncio de Uber de disminuir en 15% el costo para los usuarios de Nueva York a partir de este viernes. Un grupo de trabajadores tanto de taxis convencionales como de servicios vía app se reunieron afuera de la oficina de la empresa, en Long Island City, para protestar por esta decisión.

Diógenes Carrasco, un taxista con 15 años de experiencia que se cambió a Uber hace dos años, comentó que ahora deberá esforzarse mucho más para mantener a su familia. “Yo hoy lograba mi sueldo trabajando entre ocho y diez horas. Ahora, para conseguir lo mismo, tendré que hacer entre doce y catorce horas”, explicó Carrasco.

De acuerdo a una organización de trabajadores, la empresa está utilizando esta estrategia para tener una posición dominante frente a la competencia de taxis convencionales y Lyft. “Uber está manteniendo a sus conductores en sueldos de pobreza para que la compañía intente lograr un monopolio”, dijo Bhairavi Desai, directora ejecutiva de la New York Taxi Workers Alliance. “Esto es horrible.”

Sin embargo, en Uber defendieron la medida. “Con precios más bajos que un taxi de Nueva York, Uber es más asequible y accesible para los residentes de los cinco condados”, explicó la commpañía en un comunicado. “Los conductores también sentirán los beneficios de estos precios bajos, porque cuando la demanda aumenta hay menos tiempo entre viajes, y eso significa más tiempo con pasajeros en el auto”.

La empresa dijo también que la última vez que redujeron sus tarifas, los viajes en el sistema uberX se doblaron en los condados externos de la ciudad y hoy un tercio de todos los viajes de la compañía comienzan en estas áreas. “Si los conductores no logran estar más ocupados, los precios subirán de nuevo”, comentaron en Uber. “Además, para asegurar que nuestros conductores no estén en desventaja, estamos garantizando sus ganancias”.

Entre tanto, el alcalde Bill de Blasio comentó que precios más bajos siempre son buenos para el público en general, pero que le preocupa el tema de la accesibilidad de estos vehículos y los salarios de los empleados. “Tenemos que velar por la gente que hace este trabajo”, dijo en una entrevista en la radio WNYC. “Quiero asegurarme que, lo que sea que pase, las personas que manejan estos vehículos terminen con sueldos decentes”.

Consultado sobre la posibilidad de fijar precios a la industria, el Alcalde comentó que ese es un tema que le corresponde a la Comisión de Taxis y Limosinas. En esa agencia declinaron hacer comentarios al respecto, pero explicaron que cada dos años realizan un estudio en profundidad de las tarifas -el último de ellos fue en abril de 2015-, tomando distintos factores en consideración para evaluar cambios.

El cambio de precios

De acuerdo a Uber, estos son algunos ejemplos de las nuevas tarifas en uberX:

  • De Midtown a LaGuardia: $37.12 (antes salía $43.67).
  • Chelsea al East Village: $11.20 (antes salía $13.18).
  • Williamsburg a Bushwick: $8.40 (antes salía $9.90).
  • Astoria a Long Island City: $10.29 (antes salía $12.09).