Refugios incrementan seguridad tras apuñalamiento de desamparado

La ciudad respondió al reciente asesinato en un refugio con el incremento de seguridad en turnos de 24/7

Muchos desamparados prefieren quedarse en la calle que ir a los refugios.
Muchos desamparados prefieren quedarse en la calle que ir a los refugios.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

NUEVA YORK — Los refugios de East Harlem incrementaron la seguridad luego del asesinato a puñaladas de un desamparado a manos de su compañero de cuarto. Los inspectores de la ciudad supervisaron por horas el albergue Boulevard Homeless Shelter, situado en la calle 123 y la avenida Lexington, pero la preocupación de sus residentes no disminuye.

Los agentes del NYPD hallaron el miércoles a la víctima, Devon Black (62), apuñalado y casi decapitado. El incidente aumentó la presión pública para que la ciudad refuerce la seguridad en los refugios.

Los hombres que se alojan en Boulevard Homeless Shelter dijeron a la prensa que no pudieron ingresar la noche del viernes, debido a una pesquisa de las autoridades en busca de contrabando.

Estoy fuera porque estamos a la espera estar seguros para entrar”, dijo Ronald Benticinique a PIX11. El hombre contó que Devon, un exprofesor, dormía a unos veinte pies de su habitación.

Trascendió que las quejas y el temor de los residentes del albergue, que administra la compañía Bowery Residence Committee, no son un asunto nuevo. Una pelea similar entre compañeros de cuarto ocurrió en 2013.

Hay un problema en toda esta área, desde la calle 125. Por aquí lo llaman el Callejón de la K2”, indicó Carlton Archer, un residente del refugio. “Hay tantas cosas que aquí ocurren. Hubo un apuñalamiento por allá por la tienda Pathmark. Un niño recibió un disparo en la cara justo ahí, al otro lado de la calle a 123. Hay un montón de cosas que están pasando. Este rincón y esta esquina son mortales”, relató Archer.

El sospechoso de asesinato, Anthony White, al parecer hizo amenazas que mataría alguien en el refugio.

Según PIX11, el hijo de la víctima escribió en su muro de Facebook: “Es difícil no odiar al hombre que se llevó mi padre lejos de mí, pero al final veo al asesino de mi padre como otra víctima. Si hubiera infraestructura de salud mental adecuada en el lugar, esta tragedia no habría ocurrido”.

El alcalde Bill de Blasio respondió a los incidentes vinculados a la débil seguridad en los refugios de la ciudad. En un comunicado de prensa, el mandatario aseguró que agentes del Departamento de Salud (DHS) resguardarán los albergues en turnos de 24/7, incrementará el personal clínico y prometió una mayor coordinación entre  los hospitales públicos, los programas de salud mental y el NYPD.

La Uniformada estará encargada de la revisión de los 27 refugios para personas con enfermedades mentales de la ciudad.

“El asesinato de uno de nuestros residentes del refugio es sorprendente e inquietante”, dijo el alcalde. “Es necesario abordar la seguridad de los refugios con urgencia. Nuestros refugios deben ser entornos seguros donde las personas sin hogar, con y sin enfermedades mentales, pueden ser tratados con respeto, autosuficientes y capaces de mudarse a una vivienda permanente”.

La alcaldía señaló que el NYPD aumentó la seguridad en Boulevard Homeless Shelter. Además, el departamento deberá completar una evaluación de la seguridad de todo el sistema de refugios para personas con enfermedades mentales en los próximos 10 días.

La ciudad informó que desde la elección del alcalde de Blasio, más de 22.000 personas sin hogar se han mudado a viviendas permanentes y se ha prevenido que unos 91,000 neoyorquinos perdieran su hogar.