La educación es clave para el éxito

La educación es clave para el éxito
Un informe de la organización Partnership for After School Education (PASE), revela que sólo el 50% de los jóvenes de bajos ingresos se matricula en la universidad. /ARCHIVO

Mi hija adolescente se está preparando para irse a la universidad y estoy bien entusiasmada. Estoy llena de orgullo por sus logros y muchas veces me pregunto cómo se sentirían mis padres sabiendo que su nieta muy pronto va a ir a la universidad. Mis padres, puertorriqueños ya fallecidos, llegaron a Nueva York en la década de 1950 y mientras ellos promocionaron la importancia de la educación y la relacionaron con el éxito, muy pocos estudios apoyaron lo que ellos intuitivamente sabían, una clave para éxito en este país es la educación.

Hoy tenemos una gran cantidad de informes que documentan que la realidad es que gente de bajos ingresos, la primera generación de latinos y otros estudiantes de color, se benefician en gran medida de su éxito en la universidad. También tenemos datos sustanciales que ponen de relieve las muchas barreras que aún persisten como un impedimento para ese éxito. Un informe dado a conocer por mi amiga, Alison Overseth, de la organización Partnership for After School Education (PASE), revela que sólo el 50% de los jóvenes de bajos ingresos se matricula en la universidad en comparación con el 60% de los de ingresos medios y el 77% de los jóvenes de altos ingresos. Esta es una estadística difícil de digerir, especialmente porque hay muchos factores que conducen a esta disparidad. Como líder de la comunidad que se preocupa por nuestros jóvenes y su futuro, debemos hacer todo lo posible para cambiar esta situación.

Lo que es positivo sobre el informe, sin embargo, es la importancia de la educación después de la escuela para los niños con intervenciones eficaces durante los años de secundaria y preparatoria, así como durante la programación de verano. Preparación académica, el conocimiento de la universidad, el asesoramiento y el apoyo, son todos importantes para labrar el camino a la universidad para los latinos.

Aunque los programas después de la escuela juegan un papel importante en el camino hacia la universidad, tan importantes son los padres y cuidadores que apoyan a los niños en una base diaria. Su asociación con los programas después de escuela son fundamentales para la conexión de los jóvenes con las universidades, preparándolos para la experiencia educativa y luego apoyándolos hasta que se gradúen con un título universitario. Incluso los jóvenes indocumentados tienen oportunidades para una carrera universitaria.

Comiencen temprano a plantar el sueño de la educación superior temprana para sus hijos jóvenes y busquen organizaciones que ayuden a prepararlos para la universidad. Yo soy hija de padres que se sacrificaron para que yo pudiera tener una vida mejor y, a pesar de que ya no están aquí, estoy agradecida que Justo y Minina humildemente sembraron semillas de esperanza para sus futuras generaciones.