Comida de los Oscar 2016: así se vivió entre las estrellas, sin polémicas. Estuvimos allí

La amabilidad de Lady Gaga. La simpatía de Sylvester Stallone. Steven Spielberg, un besucón. Y Alejandro G. Iñárritu, ya un profesional de la escena. Estuvimos en la comida de los Oscar... tocando las estrellas

Guía de Regalos

Comida de los Oscar 2016: así se vivió entre las estrellas, sin polémicas. Estuvimos allí
El dos veces nominado por 'The Revenant', Alejandro G. Iñárritu hablando con Steven Spielberg, nominado como productor de su filme 'Bridge of Spies'.
Foto: Getty Images

La presidenta de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, Cheryl Boone Isaacs, lo dejó claro cuando se dirigió a los invitados de la comida de los Oscar 2016, celebrada hoy en el Beverly Hilton Hotel de Beverly Hills.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Oscars 2016: latinos nominados, sorpresas, quién ganará… y ¿por qué son tan ‘blancos’?

“Este año todos sabemos que hay un elefante en el salón y le he pedido al elefante que se marche”, expresó, entre aplausos, haciendo referencia a la polémica #OscarSoWhite que se generó por segundo año consecutivo al conocerse que todos los 20 candidatos al Premio de la Academia a la mejor actuación eran caucásicos y ninguno afroamericano, latino o asiático. “Hoy todo gira alrededor de su maravilloso trabajo enfrente y detrás de las cámaras, que ha sido bien recibido por millones de personas alrededor del mundo”.

Todos los nominados presentes hoy en la comida de los Oscar en Beverly Hills.
Todos los nominados presentes hoy en la comida de los Oscar en Beverly Hills.

“Estamos aquí para relajarnos y reconocer a este grupo tan especial de gente [nominada]. Esta es una tradición que es sobre la camaradería. Estoy feliz de ver a tantos nominados aquí hoy. Todo el mundo aquí es el futuro de este medio que ha moldeado nuestra cultura por más de un siglo y no podría estar más orgullosa”, comentó.

Lady Gaga a su llegada a la comida de los Oscar.
Lady Gaga a su llegada a la comida de los Oscar.

Una vez la comida finalizó, el co-productor de la ceremonia del próximo día 28, David Hill, anunció un cambio interesante: los ganadores no necesitarán recitar los nombres de aquellos a los que agradecen el premio, ya que los proveerán antes y estos aparecerán en la pantalla durante su discurso, que podrán dedicar a expresar sus sentimientos, “desde el corazón”, detalló Hill.

Con los platos retirados de la mesa, fue el momento de que todos los nominados se tomaran la foto general y allí aparecieron los latinos invitados y candidatos, entre ellos Alejandro G. Iñárritu y Emmanuel Lubezki (los dos artistas mexicanos que optan a Oscar por “The Revenant”), el diseñador de vestuario español Paco Caballero (“The Danish Girl”), los directores chilenos Gabriel Osorio y Pato Escala (por el corto animado “Bear Story”), y el realizador brasileño Ale Abreu (por la cinta animada “Boy and the World”).

Leonardo DiCaprio y Sylvester Stallone, nominados por 'The Revenant' y 'Creed', respectivamente, posan antes de la comida.
Leonardo DiCaprio y Sylvester Stallone, nominados por ‘The Revenant’ y ‘Creed’, respectivamente, posan antes de la comida.

También se subieron a la tarima Matt Damon y Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence y Rooney Mara, Steven Spielberg y Sylvester Stallone, Lady Gaga y Sam Smith… hasta completar la icónica imagen de los Oscar, muy blancos, 2016.

Detalles de una velada de premio

Cuando Lady Gaga llegó a la mesa donde comió con varios comensales (y donde también saboreó vino negro), hizo especial esfuerzo para presentarse a todos ellos, uno por uno, y también aceptó amablemente tomarse fotos con aquellos que se lo pidieron. Sylvester Stallone no cabía de alegría: se paseó por el cocktail previo a la comida con la confianza de saber que es el principal candidato a llevarse el Oscar al Mejor Actor de Reparto por “Creed”, mientras que el director de “Bridge of Spies”, Steven Spielberg, candidato como productor de dicho filme, se aseguró de besar a cada una de las mujeres que conocía en el salón del Beverly Hilton. El realizador Ridley Scott, que opta a premio, pero como productor de su cinta “The Martian”, se presentó a la comida, que no era de gala, luciendo una camiseta negra y sin americana (quizás el único que evitó vestirse demasiado en uno de los días más calurosos que se recuerdan en Los Ángeles durante un invierno). Actrices como Jennifer Lawrence o Rooney Mara no restaron importancia al evento y se vistieron como si fuera una de las veladas más importantes del año. Y Leonardo DiCaprio, más alto y delgado de lo que aparenta en la gran pantalla, mostró su seriedad una vez más, al lado de un Matt Damon siempre sonriente.