Viviendas realmente asequibles para nuestras comunidades

Viviendas realmente asequibles para nuestras comunidades
En las últimas semanas, la Ciudad ha escuchado mucho debate sobre cómo crear y preservar vivienda asequible./GERARDO ROMO

Cuando pienso en el futuro de mi familia en la ciudad de Nueva York, me pregunto: ¿habrá un apartamento económico, seguro y saludable donde puedo criar a mis hijos y darles todo lo demás que necesitan?

Esta es la pregunta que nuestro gobierno de la Ciudad tiene que abordar si se quiere proteger a los neoyorquinos de bajos ingresos y de clase trabajadora.

Mi marido y yo vivimos en Bushwick en un apartamento de un dormitorio con nuestros tres hijos, uno de los cuales tiene necesidades especiales, y mi hermana. Pagamos más de $1,200 por mes, más de la mitad de nuestros ingresos, que viene de trabajo de mi marido en una frutería. Durante los últimos dos años, hemos estado buscando un lugar mejor —con una renta asequible y más espacio para nuestros hijos. El propietario nos quiere fuera, también, porque quiere renovar y conseguir nuevos inquilinos que puedan pagar más renta, dada la gentrificación de nuestro barrio.

Pero no hay ningún lugar donde nosotros podemos ir. Incluso los apartamentos “studio” (de un solo cuarto) cerca de donde vivimos ahora están siendo alquilados por $1,400 – $1,500— demasiado dinero, y muy poco espacio, para una familia de seis.

En las últimas semanas, la Ciudad ha escuchado mucho debate sobre cómo crear y preservar vivienda asequible. El tema más discutido ha sido el plan del alcalde Vivienda de Inclusión Obligatoria (MIH, por sus siglas en inglés), lo que pretende cambiar los reglamentos de zonificación y realizar enmiendas a la zonificación para permitir una mayor construcción de viviendas, y a la vez introducir el requisito de que 25 – 30% de los apartamentos nuevos sean asequible para las personas que ganan 60 a 80% de los ingresos medios de la region (AMI, por sus siglas en inglés).
Pero el plan no va a resolver el problema de neoyorquinos de clase trabajadora como yo.

El 70% de AMI es casi $47,000 para una familia de tres, y muchos neoyorquinos están lejos de ganar eso. Mi familia de seis gana alrededor de la mitad de esa cantidad.
Como un reciente informe de la coalición Real Affordability for All encontró, en muchos de los barrios que estarían rezonificados—el sur del Bronx, y el Este de Harlem—el ingreso promedio está muy por debajo del 60% del AMI. Así que, cuando miro el plan de MIH, me pregunto: ¿vivienda “asequible” para quién? Ciertamente no para los residentes locales como yo.

El alcalde Bill De Blasio ha estado con nuestras comunidades en la lucha para aumentar el salario mínimo a $15 por hora, lo cual beneficiaría a 3.2 millones de trabajadores en nuestro estado que ganan menos. Pero la realidad es que, incluso una vez que nuestras familias ganen los $15 por hora que necesitamos, la gran mayoría de las viviendas previstas por el plan MIH no serán asequibles para nosotros.

Pedimos al Alcalde que reconsidere su plan y amplíe la asequibilidad para preservar y construir viviendas realmente asequibles.

-Susana Salas es  miembro de Se Hace Camino Nueva York.